jueves, 8 de enero de 2015

OTRA RAZÓN PARA DEJAR DE FUMAR

Más contenido en Mundo Buzali

8 de Enero 2015


Probablemente los fumadores, así, en masculino, deban empezar a preocuparse a tener de la última investigación publicada en la revista Science. De acuerdo con el estudio los hombres que fuman experimentan un nivel de mutaciones celulares, lo que se ha demostrado que lleva a la perdida de los cromosomas Y, mayores que los no fumadores. Ya no solo puede dejarte sordo, también afectarte en otros aspectos.

El hallazgo es preocupante porque el mismo grupo que llevó a cabo el análisis, científicos de la Universidad de Uppsala, Suecia, ya habían señalado que la perdida de cromosomas Y en sangre está relacionada con descenso en la expectativa de vida y con un incremento en cierto tipo de tumores cancerígenos. El estudio comenzó a realizarse en algunos voluntarios ya en 1974, lo que permite confirmar con un alto grado de fiabilidad, la pérdida del cromosoma masculino.

martes, 6 de enero de 2015

NETFLIX VA CONTRA LOS USUARIOS 'TRAMPOSOS'

Más contenido en Mundo Buzali

6 de Enero 2015

Por años, los usuarios de Netflix han logrado burlar la seguridad del sitio para poder ingresar al catálogo de los países diferentes al suyo.


Netflix siempre ha restringido parte de su contenido de Estados Unidos en otros países por derechos y licencias con los estudios cinematográficos y televisivos, pero los usuarios han podido burlar estas restricciones con programas o redes virtuales que cambian las direcciones de la IP y ayudan a mostrar que se está navegando desde EE.UU. aunque se esté en otro país.

Ahora parece que Netflix está luchando contra estas tácticas ya que algunos usuarios del extranjero están reportando que no pueden ver los programas estadounidenses cuando ingresan al servicio a través de estos programas (conocidos como VPN).

El servicio de Netflix está disponible en 50 países y su contenido varía de nación en nación. Por ejemplo, lo que está disponible en México puede no estar en Estados Unidos y viceversa.

Los estudios cinematográficos han levantado quejas alegando que los usuarios pueden burlar estas restricciones y ver contenido para los que no hay derechos en la región, de acuerdo con reportes mediáticos.

Netflix comentó que sus políticas sobre VPN no han cambiado y se pueden consultar en la sección de términos del servicio, sin embargo, el servicio usa medidas preventivas, estándares en la industria, para evitar violaciones a dichas políticas.

El bloqueo de VPN parece no estar disponible en todas las apps de Netflix. Los usuarios de Reddit reportaron que la aplicación en Android ya muestra los cambios, pero no la de iPhone.


LO MEJOR DEL 2014 EN LA PANTALLA GRANDE

Más contenido en Mundo Buzali

6 de Enero 2015



A estas alturas de diciembre, en CINEMANÍA hemos tenido ocasión de recoger múltiples listas de mejores películas de 2014, tanto las realizadas por otras publicaciones (Cahiers du cinéma, Sight & Sound) como por directores como Edgar Wright y John Waters. Tras tantas opiniones ajenas, ha llegado el momento de revelaros nuestro propio criterio. A continuación encontraréis la lista con las 30 mejores películas de 2014, según los votos de nuestros críticos. Si quieres una versión física de este mismo ranking (para enmarcarla, para tachar los títulos que todavía no has visto, para tirarle dardos si no estás de acuerdo con nuestra clasificación…) la encontrarás en el número 232 de CINEMANÍA, ahora mismo en tu quiosco.

30 - Bajo la misma estrella (Josh Boone)



Nuestra crítica dijo… “Deudora de John Hughes, huye de la lágrima fácil y abraza la realidad”.

29 - Al filo del mañana (Doug Lyman)



Nuestra crítica dijo… ““Tom Cruise aprende de sus errores para que nosotros disfrutemos de ellos”.

28 - El pasado (Asghar Farhadi)


Nuestra crítica dijo… “Farhadi vuelve a encontrar no sólo el drama, sino también y sobre todo el thriller”.

27 - Sólo los amantes sobreviven (Jim Jarmusch)

Nuestra crítica dijo… “Todos los ingredientes para una cima del cine vampírico de autor”.

26 - Los canallas (Claire Denis)


Nuestra crítica dijo… “Nos desafía a descifrar causas y efectos, y también nuestra naturaleza depravada”.

25 - Coherence (James Ward Byrkit)


Nuestra crítica dijo… “Obra maestra de la ciencia-ficción, hito del cine low cost y lección de física cuántica”.

24 - Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! (Guillaume Galienne)


Nuestra crítica dijo… “Mientras te ríes, te preguntarás qué te hace tanta gracia”.

23 - Frances Ha (Noah Baumbach)


Nuestra crítica dijo… “Una antiheroína en construcción, un desastre querible. Imposible no enamorarte de ella”.

22 - Enemy (Denis Villeneuve)


Nuestra crítica dijo… “Imagina un ménage à trois delirante y promiscuo entreLynch, Fincher y Polanski”.



Nuestra crítica dijo… “Concisa y fantasiosa: al Doctor Zaius le hubiera encantado”.

20 – Snowpiercer (Rompenieves) (Bong Joon-ho)


Nuestra crítica dijo… “Inquietante, macabra, dramática, espectacular… ¡Imparable!”.

19 - Locke (Steven Knight)


Nuestra crítica dijo… “Cada frase es un volantazo que endereza la marcha, un acelerón para lograr el objetivo”.

18 - Interstellar (Christopher Nolan)


Nuestra crítica dijo… “Odisea espacial completísima, nunca la galaxia resultó tan familiar, metafórica”.

17 - El desconocido del lago (Alain Giraudie)


Nuestra crítica dijo… “Suspense acuático pero con más sexo al aire libre que en Tiburón”.

16 - 10.000 Km. (Carlos Marqués-Marcet)


Nuestra crítica dijo… “Crónica de una relación a distancia, te pondrá triste pero le darás al ‘Me gusta”.

15 - Relatos salvajes (Damián Szifron)


Nuestra crítica dijo… “Ni Kafka, ni Bukowski, ni Cortázar…. Los relatos de Szifrón son aún más salvajes”.

14 - Guardianes de la galaxia (James Gunn)


Nuestra crítica dijo… “Sólo un adjetivo le hace justicia: única. Marvel se expande”.

13 - Perdida (David Fincher)


Nuestra crítica dijo… “La verdadera red social es el matrimonio. Pero, ¿de seguridad o de araña?”.

12 - Dos días, una noche (Jean-Pierre y Luc Dardenne)


Nuestra crítica dijo… “La sofisticación del cine social europeo: los Dardenne trabajan hasta en week-end”.

11 - Her (Spike Jonze)


Nuestra crítica dijo… “Muestra un amor imposible para que entendamos mejor quiénes somos y cómo amamos”.

10 - Ida (Pawel Pawlikowski)


; Nuestra crítica dijo… “Consigue contar cómo una chica se adueña de su imagen. Tan difícil como eso”.

9 - La isla mínima (Alberto Rodríguez)


Nuestra crítica dijo… ”Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo, impecables en su persecución de la historia reciente de España”.

8 - La Lego película (Phil Lord y Chris Miller)


Nuestra crítica dijo… “Una apología del juego en libertad y un estribillo pegadizo: ¡Todo es fabuloso!”.

7 - El gran hotel Budapest (Wes Anderson)


Nuestra crítica dijo… “Sería ridículo decir que se parece a otra cosa que no sean sus peliculas”.

6 - El viento se levanta (Hayao Miyazaki)


Nuestra crítica dijo… “Su filme más serio, un biopic testamento, Miyazaki nos regala el secreto de su éxito”.

5 - El lobo de Wall Street (Martin Scorsese)


Nuestra crítica dijo… “DiCaprio consigue que Scorsese haga de nuevo una de las suyas”.

4 - Nebraska (Alexander Payne)


Nuestra crítica dijo… “Comedia muda, crónica de una carretera cuyo final es la muerte de nuestros padres”.

3 - A propósito de Llewyn Davis (Joel y Ethan Coen)


Nuestra crítica dijo… “La música es una excusa brillante y los Coen, unos genios”.

2 – Magical Girl (Carlos Vermut)


Nuestra crítica dijo… “Consagración de un cineasta total, sin trucos de magia pero facilidad para el misterio. El mejor director de actores del cine español desde Almodóvar”.

1 - Boyhood (Richard Linklater)


Nuestra crítica dijo… “Filosófica sin tirarse el rollo, no necesita explicitar su tesis, pero la tiene: obra maestra, abre camino para que el espectador la alcance por su cuenta, en una reflexión que no acaba aquí. Antes del ‘adultecer’. O cómo Richard Linklater atrapó la infancia sin apenas darse importancia”.

lunes, 5 de enero de 2015

OBAMA RESPALDA LA ESTRATEGIA DE EPN EN CASO AYOTZINAPA

Más contenido en Mundo Buzali

6 de Enero 2015


El presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo que su gobierno ha seguido con preocupación los eventos “trágicos” de los estudiantes de Ayotzinapa y aseguró haber hablado de ese tema con el presidente Enrique Peña Nieto cuya estrategia sobre este problema respaldó hoy en el encuentro que ambos mandatarios sostienen en la Casa Blanca.

En un mensaje a los medios de comunicación en la Sala Oval, ambos presidente reiteraron el interés de sus gobiernos por mantener la alianza en el caso de la aplicación de la justicia y la eliminación del flagelo del crimen organizado.

Peña Nieto resaltó a su vez que su administración se congratula por las medidas migratorias dispuestas por el gobierno de la Casa Blanca porque representa un acto de justicia para muchos mexicanos que llegaron aquí desde hace muchos años y ya son parte de la comunidad de Estados Unidos.

Sin embargo, dijo también que México trabajará para evitar que por desinformación o abuso organizaciones criminales de trata de personas alienten una migración de quienes no tendrían ningún beneficio de las medidas decretadas por la administración de Obama.

Respecto al tema de la seguridad, el presidente Peña dijo que en su reunión privada con su homólogo estadunidense ratificaron su compromiso de colaboración, intercambio de información y apoyo logístico para ser más contundentes y eficaces en el combate a la inseguridad y al crimen organizado.


LOS 'BEST-SELLERS' MÁS MISTERIOSOS

Más contenido en Mundo Buzali

5 de Enero 2015


Escritores que se recluyen: ¿legítimo deseo de mantener la privacidad o estrategia publicitaria?

Para autores que prefieren la reclusión, como fue el caso de J. D. Salinger, mantenerse fuera de los reflectores de la publicidad y la fama nunca afectó a las ventas de sus libros.

Está por estrenarse la última película del director Paul Thomas Anderson basada en el libro "Vicio Propio", del autor Thomas Pynchon.

Pynchon es conocido por llevar una vida recluida. De hecho, puede que sea el escritor estadounidense más famoso en cuanto a reclusión se refiere. Un título que tenía, hasta su muerte en 2010, J. D. Salinger, quien alcanzó un nivel de autor de culto con la novela "El guardián entre el centeno".

Pero el papel de escritor aislado del mundo es difícil de interpretar: primero hay que haber alcanzado cierto nivel de fama y notoriedad.

Salinger una vez envió a un comediante a aceptar un premio de literatura.

Volviendo a Pynchon, el autor nunca le ha hecho mucho caso a la publicidad, y los detalles acerca de su vida privada o incluso fotografías de su persona son más bien escasos.

En 1973, en un episodio ya famoso, envió a un comediante a aceptar el premio de la National Book Award por su tercera novela, "El arco iris de gravedad".

Y aunque ha hecho apariciones estelares en Los Simpson, todavía sigue siendo un figura más bien misteriosa.


¿Una jugada publicitaria?

Sin querer sonar demasiado cínico, debería poder formularse la siguiente pregunta: ¿cuánto de la clásica imagen de "famoso autor recluido" es en realidad una jugada publicitaria planeada?

El periodista Andrew Martin sugirió justo después de la muerte de Salinger que el autor, tras darse cuenta de que su talento iba decayendo, simplemente decidió "minimizar sus derrotas".

"Posiblemente 'El guardián entre el centeno' no habría vendido 65 millones de copias si hubiese publicado una novela al año".

Martin sugiere que Pynchon podría estar emulando al maestro Salinger, y haciéndolo de una forma muy exitosa.

El otro lado de la historia es algo que Pynchon conoce muy bien: en 1997 sugirió que el término "recluido" era simplemente una palabra "en código" usada por periodistas para designar a los autores a los que no les gusta hablar con la prensa.

Solo por el hecho de que un autor no quiera dar entrevistas los medios no se puede decir que sea un ermitaño.

Sin embargo, mucha gente reconoce que el mismo ejercicio de la escritura es una actividad solitaria.

Por supuesto todo autor aspira a conseguir cierto reconocimiento por parte del público, pero asumir que todos quieren convertirse en figuras públicas bien conocidas es ir demasiado lejos.

Varios autores con los que hablé para este artículo de hecho se quejaron de los compromisos publicitarios que deben atender, lo que les quita tiempo de su trabajo en sí: la escritura.

Talentos escondidos

Tal vez nadie represente el fenómeno del escritor recluido y misterioso de una forma tan clara como la enigmática autora italiana que escribe bajo el nombre de Elena Ferrante.

Una de las escritoras más famosas del país, recientemente se ha convertido también en una importante figura internacional, ganando adeptos en Estados Unidos y Reino Unido.

En una carta que escribió a su editor italiano en 1991, dejó claro que no formaría parte de ningún tipo de campaña publicitaria.

Hay maneras y maneras de vender libros.

"No tengo la intención de hacer nada sobre mi última novela; nada que implique el uso público de mi persona. Ya hice lo suficiente por esta historia: la escribí. Si el libro tiene algún valor, eso por sí mismo debería ser suficiente".

Tal como denotan las entrevistas y fragmentos de cartas enviadas por la autora, ahora recopiladas en un nuevo libro, Ferrante ha resguardado celosamente su vida privada en los 23 años que pasaron desde que por primera vez expresó su deseo de permanecer en el casi anonimato.

Rumores

Aun así, y al igual que en el caso de Salinger o Pynchon, esto no hace más que alimentar el deseo de los periodistas de saber más... Incluido la autora de las líneas que ahora leen, que pasó gran parte del otoño intentando conseguir una entrevista con la escritora.

Las teorías de la conspiración sobre Ferrante abundan, y algunos afirman que es un hombre que firma como mujer, del mismo modo que algunos decían que Pynchon era en realidad Salinger.

La prensa usa todo esto para alimentar lo que al final acaba siendo una historia cada vez más interesante.

El amante de la literatura que hay en mí querría usar las impresionantes cifras de ventas de Ferrante como prueba de que "para aquellos a los que les gusta leer, el autor es simplemente un nombre".

Pero como periodista siempre tengo el deseo de que detrás de estas historias y estos autores haya algo escondido al mundo: algo tangible, excitante, ¡y potencialmente una exclusiva!

EL PLACER DE LA LECTURA/MOBY DICK

Más contenido en Mundo Buzali

5 de Enero 2015

Moby Dick de Herman Melville




Esta nueva edición de Sexto Piso cuenta con una nueva traducción a cargo de Andrés Barba y se beneficia de las minuciosas y bellísimas ilustraciones de Gabriel Pacheco.

Moby Dick es la obra maestra del neoyorkino Hermán Melville (1819-1891), y uno de los libros más importantes de literatura marinera que la humanidad posee. Se publicó en Nueva York en 1851, cuando el autor, que ya había navegado por casi todos los mares, tenia solamente treinta y dos años.


Tuvieron que pasar muchos años desde su publicación para que Moby Dick fuera finalmente juzgada como una de las grandes obras de la literatura universal. En la actualidad ya no se le disputa semejante consideración a este libro de extraordinaria riqueza, que encierra en sus páginas un relato de aventuras, un tratado sobre ballenas y balleneros, y, ante todo, una compleja reflexión sobre el ser humano, simbolizada en la búsqueda de la venganza del atormentado capitán Ahab. Muchas y muy variadas han sido las interpretaciones de esta novela, claro ejemplo de libro abierto, que sugiere para que después el lector interprete, y que ofrece una poderosa muestra del arte de narrar de Herman Melville, cuyo relato para el lector que se adentre en él llegará a ser tan vivo y convincente que nadie que lo haya leído alguna vez podrá olvidarlo jamás.


El amplio mar, la constante contemplacion del horizonte en busca de la presa, la abigarrada tripulacion del Pequod, ballenero comandado por un capitan tullido y obsesionado por su venganza. La cual surgiendo de la profundidad de las aguas, como un espectro es la encarnacion del Mal: Moby Dick, la ballena blanca

El lector, sin duda algo aturdido por su larga navegacion, se encuentrará abrumado al final. Sin embargo, pasado el tiempo, cuando vuelva a abrir Moby Dick, por el comienzo o no, aunque ya sepa todo el desarrollo, no dejara de sentirse de nuevo arrastrado por la voz de Melville a navegar de nuevo, paginas y paginas. Es eso, en definitiva, lo que hace que algunas raras obras sean verdaderamente clasicas , esto es, inolvidables y siempre nuevas.

Esa novedad trae consigo la fresca y actualizada traducción de Andrés Barba, tanto como la calidad y cuidado interés de las ilustraciones de Pacheco que amenizarán y acompañarán al lector en tan larga navegación.

Una edición perfecta para regalar y regalarse a uno mismo.

Pepe Rodríguez

Escrito por Herman Melville ilustrado por Gabriel Pacheco


Herman Melville (1819 – 1891), novelista y poeta norteamericano, es una de las principales figuras de la historia de la literatura. Con veinte años, Melville comenzó una serie de viajes por el mundo que más adelante le servirían de inspiración para varias de sus novelas, incluyendo sus años trabajando como ballenero y viviendo aventuras en las islas del Pacífico. El mar y su mundo son fundamentales en su obra, como ya se aprecia en Mardi o Taipi. Moby Dick es su obra maestra.


Gabriel Pacheco 

(México, 1973) estudió Escenografía en el Instituto Nacional de Bellas Artes de México. Su obra visual ha sido merecedora de numerosos reconocimientos en España, Italia, México y Japón. Ha formado parte de la Muestra de Ilustradores de la Feria Internacional del Libro Infantil de Bolonia. Ha sido nominado al premio alma en tres ocasiones. En 2013, Sexto Piso publicó El libro de la Selva.

Ficha técnica




Autor: Herman Melville. Ilustraciones de Gabriel Pacheco

Traducción: Andrés Barba
Colección: Ilustrado
Formato: 17 x 24 cm.
Género: Clásico ilustrado
Páginas: 760
ISBN: 978-84-15601-43-2
Precio: 37.00 €

20 páginas PVP: 21 €

Clásico entre los clásicos, intensa, desmesurada, erudita, fascinante, polifónica… Pocas obras podrían reunir más méritos que Moby Dick –por su carácter titánico, aglutinante y fundacional– para aspirar al ansiado trono de «la gran novela americana». Un libro que, como el propio leviatán que atraviesa sus páginas, es monstruoso, intempestivo y sublime. «Llamadme Ismael», el célebre íncipit de la obra maestra de Melville, actúa ya como un hechizo, y la lectura se sucede como una fiebre. Junto a Ismael y el arponero Queequeg, el lector entra a formar parte de la tripulación del Pequod y se ve lanzado a una búsqueda demoníaca e insomne hasta los confines del mundo, una búsqueda que es a la vez aventura y maldición, y cuyos polos son Ahab y Moby Dick —la Ballena Blanca—, dos figuras magnéticas, poderosas, complementarias. Por un lado, el sombrío capitán mutilado, con el alma desgarrada por la sed de venganza, a quien no le importa empujar a sus hombres a una caza encarnizada, infatigable, obsesiva, aunque el precio a pagar sea el más alto; y por el otro, Moby Dick, ese cachalote espectral, escurridizo e invencible, un recipiente alegórico de todas las maldades en el que Ahab y el resto de marineros del Pequod vierten tantos miedos y odios.

'SELFIE' LA PALABRA DEL AÑO 2014

Más contenido en Mundo Buzali

5 de Enero 2015

El uso abrumador del anglicismo selfie hizo que la Fundación del Español Urgente propusiera su adaptación como selfi, término que por su actualidad ha escogido ahora como la palabra del año.


No se trata de seleccionar la palabra más bonita, original o novedosa, sino una que tenga un interés lingüístico, aclara el director general de la Fundéu BBVA, Joaquín Muller, en la página de la institución, cuyo objetivo es promover el buen uso del español en los medios con la asesoría de la RAE.

Selfie (de self, "auto" o "a sí mismo") designa a las fotografías que uno toma de sí mismo, solo o en compañía de otros, con celulares, tabletas o cámaras web.

La Fundéu había propuesto como alternativas a selfie los términos "autofoto" o "autorretrato", pero ante el uso mayoritario del anglicismo consideró a selfi como una adaptación válida al español. El plural adecuado es selfis y es una palabra ambigua en cuanto al género (el/la selfi).

Los filólogos y periodistas de la institución partieron de una selección de doce términos, que incluía palabras como nomofobia, neologismo que designa el miedo a no estar conectado; árbitra, un femenino cada vez más usado en el deporte, e impago, que sustituye al anglicismo default.

Fuente REFORMA

lunes, 29 de diciembre de 2014

CUANDO JOE COCKER ERA LA PODEROSA VOZ DEL EXCESO

Más contenido en Mundo Buzali

29 de Diciembre 2014


Como esa voz que retumbaba en los altavoces hasta parecer que iban a estallar en With a little help from my friends, la inocente y bella composición de los Beatles a la que insufló litros de sangre y todo un universo de rabia y nueva energía, el mejor Joe Cocker, el más legendario, fue el excesivo. Antes de que todo el planeta le conociese como un superventas, la garganta que había incitado como pocas al deseo carnal en la contagiosa canción de la película Nueve semanas y media, capaz de encarar cualquier composición del estilo que fuera, gracias a la hábil combinación de su vozarrón y la experiencia, el cantante británico fue representante de un soul fiero e imbatible, que encajaba a la perfección en el agitado mundo del rock de los sesenta.

Tuvo algo de hazaña que Cocker entrase en el olimpo de la contracultura de los sesenta desde el soul, un estilo alejado de la psicodelia y la experimentación eléctrica, tan propia de los puntales sonoros del verano del amor. También que se dedicase a ello en Reino Unido cuando todos sus compañeros de generación andaban entre el rock y el blues. Pero si lo hizo fue por un carácter musical rompedor y adictivo desde que debutó en 1969 con dos álbumes impactantes como With a little help from my friends y Joe Cocker!

Entre los surcos de esos artefactos, se hallaba un verdadero soulman, una garganta blanca con el pundonor de las negras, que como los grandes maestros del género, entre los que se pueden citar influencias directas como Ray Charles u Otis Redding, tenía su propia fórmula para hacer de canciones de otros sus propias armas emocionales, bañadas de un poderoso dramatismo. Unas veces, reducía su ritmo como en Just like a woman de Bob Dylan o Bird on wire de Leonard Cohen, otras fraseaba, como si en el púlpito de una iglesia sureña estuviese, como en Something de The Beatles o Delta lady de Leon Russell y en otras aceleraba todo hasta enloquecer de éxtasis como en With a little help from my friends de The Beatles.

Ese éxtasis era el que reclamaba la generación contracultural de los sesenta antes de estallar en mil pedazos, como esos sueños adolescentes que terminan por convertirse en un chiste de adultos. Por eso, su actuación en directo en el famoso festival de Woodstock es tan recordada como la de Jimi Hendrix y se incluyó como lo mejor del multitudinario evento. Porque la otra virtud de Cocker fue llevar al escenario todo su soul desgarrado.



Con su imagen de tipo enmarañado y descuidado, moviéndose como poseído por un diablo bendito del ritmo, el músico nacido en Sheffield, que, a diferencia de muchas estrellas británicas de los sesenta, era de origen obrero y fue fontanero antes que cantante, representaba todo el tormento de su propia música tensa, dramática y pasional. Aparte de la grabación del festival de Woodstock, el disco en directo Mad Dogs & Englishmen, publicado en 1970, muestra el poder de esa voz cavernosa y llena de nervio. Para rematarlo, en aquellos primeros años, Cocker, que pecaba de violento, llevaba un desastroso estilo de vida que abrazaba todos los excesos de la época con las drogas y el alcohol. Como con su música, no tenía término medio, recreándose en el extremo.


Joe Cocker con Mad Dogs & Englishmen interpreta The Letter.

Tras una travesía en el desierto, sobrevivió a sus propios excesos. Ayudado por un concienzudo manager, Cocker se ajustó desde los ochenta a las expectativas de una industria que sabía que esa voz grave podía amoldarse a baladas para todos los públicos. Por sus cuerdas vocales, empezaron a caer clásicos como When a man loves a woman o What becomes of the broken hearted. También las bandas sonoras que le llevaron al mayor de los éxitos como las de las taquilleras películas Oficial y caballero con Up where I belong oNueve semanas y media con You can leave your hat on.

Ya sólo gastaría la imagen de dandi maduro, como salido de un anuncio de una marca de ropa de lujo, que cantaba el emotivoYou're so beautiful en el homenaje a Diana de Gales. Pero si a un Joe Cocker hay que reivindicar, por mucho que seamos cientos de miles los que alguna vez quisimos ser Mickey Rourke contemplando en vivo y en directo a Kim Basinger durante los poco más de cuatro minutos que dura You can leave your hat on, tiene que ser al joven desatado de los sesenta, a esa encarnación del exceso sentimental que hizo que una canción de los mismísimos Beatles sea ya su patrimonio, nuestro himno de la amistad, una fortaleza contra el desamparo.



Joe Cocker canta With a little help of my friends en el festival de Woodstock.


LA MORAL(EJA) DE FACEBOOK: A 10 AÑOS DE SU CREACIÓN

Más contenido en Mundo Buzali

29 de Diciembre 2014


Su transformación es la historia de un lento pero sostenido e inexorable proceso de corrupción moral. Facebook nació hace exactamente 10 años como una modesta red social, sin fines (confesos) de lucro. Poco a poco fue calando más hondo. Y, sobre todo, sumando adeptos/adictos, que llegaron por oleadas generacionales: primero los adolescentes, luego el adulto contemporáneo, luego el adulto sin adjetivos, y finalmente los miembros de la tercera edad, que antes se llamaba vejez. A diferencia de las redes no virtuales, esta red apretaba más conforme más se estiraba. Algunos se sumaron a ella desde el comienzo, sin dudas. Otros la esnobearon primero y solamente después se engancharon, con todo. Hay devotos vergonzantes: voyeurs que miran, hurgan, disfrutan en el rincón de la pasividad, pero casi nunca se revelan en público. Hay también ambivalentes afectivos: hoy están en línea casi sin pestañear, mañana se dan de baja, pasado mañana vuelven, incólumes. Los más niegan su dependencia, los menos la abrazan sin tapujos. Ya son más de mil millones de usuarios. De todo hay en la viña del Señor, que en el mundo virtual no es otro que el señor Mark Zuckerberg. Es muy significativo: Facebook tiene un padre reconocible; en cambio no tiene madre.



Todos conocemos los contornos de su mutación. Solía ser un espacio para colgar una foto u ocurrencia ocasional; para comentar estados de ánimo pasajeros; para compartir un artículo, un poema o una canción; para buscarle hogar a un cachorro abandonado; para no olvidar el cumpleaños de amigos, familiares y conocidos. Hasta que cruzó el umbral de la degradación y se transformó en lo que tenemos hoy: un nuevo orden de comunicación política, emocional y hasta espiritual que huele muy mal. Y ese orden no es otra cosa que el reflejo de un código (in)moral que tolera, o más bien celebra, actitudes que en una época no muy remota nadie habría dudado en calificar como abominables. El factum de la moralidad dejó su lugar al hedonismo del “Like”. Para decirlo con Nietzsche, el filósofo de la postmodernidad, Facebook promueve la transvaloración de todos los valores.

La deriva más vil de Facebook es su presunta “politización,” que es en realidad un “activismo” político haragán: de arengas fáciles y nada más. Facebook es hoy un espacio donde mujeres y hombres de bien deshacen entuertos virtualmente, hacen proclamas políticas, afirman y reafirman sus lazos de solidaridad con los desprotegidos y apoyan las causas sociales/globales. Esta red social disuelve fronteras nacionales para que el mexicano de la Condesa apoye a los oprimidos en Rusia, como las Pussy Riot, y denueste a Putin. Bajo esta modalidad de protesta social no hace falta bordar fino en las consignas: lo bueno, breve, dos veces bueno. Basta decir que “ganó el PRI y ya nos chingamos”. “Que AMLO es un culero”. O que “Calderón es Fecal”. Ése es el logos predominante del animal político de Facebook. En el extremo opuesto, Facebook es un hospicio para analistas políticos huérfanos, sin hogar en alguna revista de opinión y que despliegan sus infinitos saberes bajo la forma de aforismos con sucinta pero incisiva critica social y cultural, y así pontifican sobre lo bueno y lo malo. Pero todo es verbo y nada es acción. El justiciero social que nace, crece y se reproduce en Facebook hila diatribas, una tras otra, en contra de un Enemigo que ni lo ve ni lo escucha. En el peor de los casos este luchador virtual busca el Mal entre sus propios “amigos”, es decir, sus contactos, descubre o les inventa una visión perversa del mundo para luego fustigarlos en público y arrancar encomios de otros luchadores comprometidos con la causa, la que sea. Y juntos hacen revolución en línea, que siempre será menos tediosa que la revolución en tierra firme. La impostura progresista es un defecto moral, pero Facebook la transvalora.

Pero nuestra red social es ecuménica, y también tiene lugar para lo apolítico y lo emocional. Aquí no hay heroísmo humanitario pero sí sensibilidad, demasiada sensibilidad y mucho exhibicionismo. El infame “muro” es mucho más que un simple muro. Es un muro de las Lamentaciones, donde se pone a la vista al yo vulnerable y en desasosiego y se recolectan palabras de aliento. El muro es un espejo para que los Narcisos se vean reflejados en él, para que relaten sus pequeñas grandes hazañas, en ejercicios de autopromoción desvergonzada: para que se sientan vivos. Nunca fue tan fácil vivir del autoelogio. El autoelogio envilece, claro, pero Facebook redime. El muro es un balcón: ahí se lleva serenata a la persona amada, pero el propósito no es levantarla a ella, sino a todo el barrio virtual, porque la mejor forma de amar es en un baño de masas. El muro es un lavadero, suficientemente amplio para ventilar cualquier chisme y suficientemente duro para quebrar cualquier amorío. El muro es un pasarela donde cada quien somete al público virtual su mejor cara, su mejor cuerpo; algunos hasta se colocan en los linderos del soft porn. El muro es un estadio para desahogar los más bajos humores deportivos o celebrar y gritar por las victorias de “los nuestros”, que no tienen a la pulga Messi pero se conforman con el piojo Herrera. El muro es una carpa para los bufones que quieren deleitarnos con sus chistes, porque sin ese circo su vida tiene menos chiste. El muro es la impudicia de lo público hecha virtud.

No soy el primero ni seré el último en tronar contra Facebook. Otros amargados como yo ya han repetido hasta el cansancio el catálogo de males: que lo usamos a costa de nuestra privacidad; que su uso fomenta patologías surtidas o agrava mañas inveteradas; que es un cajón de historias sórdidas (suicidios, cyberbullyings, etcétera) y una galería de imágenes de espanto (narcojuniors, maltrato animal, etcétera). Yo sólo he querido ampliar el inventario de vicios que se sostienen al amparo de Facebook: la holgazanería política solapada, el narcisismo a ultranza, el autoelogio descarado, la sensiblería rampante, y más. Fui uno de los que se extraño al leer que según Jorge Bergoglio, alias el Papa, la Internet (¿y por extensión Facebook?) es un regalo de Dios. No hay duda: las maneras del Señor son misteriosas. Las del señor Zuckerberg, en cambio, son muy claras. Esta red llegó para quedarse, para seguir apretando, para seguir transvalorando. Y la verdad no es ninguna sorpresa. Lo virtual, lo dijo Hegel, siempre quita lo virtuoso.

Juan Espíndola Mata




Doctor en ciencia política. Es autor de El hombre que lo podía todo, todo, todo. Ensayo sobre el Mito Presidencial en México y Transitional Justice and Respect in Germany: Exposing Unjust Collaborators.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

EL MEJOR REGALO ESTA NAVIDAD

Más contenido en Mundo Buzali

24 de Diciembre 2014 




MARIHUANA SIN SANGRE

Más contenido en Mundo Buzali

24 de Diciembre 2014


“La mariguana medicinal es ilegal en México - Ilegal meter a Estados Unidos” advierte un letrero en la vía rápida de la 805 sur en dirección a Tijuana. Estamos en San Diego; hace varios años el estado de California legalizó el uso medicinal de la mariguana, creando una nueva cultura y aceptación de la planta. Este letrero es reciente, pero se encuentra a media milla de otro letrero muy similar que lleva años advirtiendo a los gringos que cruzar armas a México también es ilegal.

Si llevas rato consumiendo mariguana en México te has percatado de qué tanto el método de distribución como la calidad de la mota que circula ilegalmente por las calles, no ha cambiado en absoluto. En el mercado mexicano de la droga, el cliente nunca tiene la razón. Exigirle a un dealer callejero algo más fresco o con menos cocos es mala idea y como muchos productos en nuestro país, hay monopolio y poca competencia.

Hasta la fecha el narco sigue mandando mariguana a estados de EU que no la han legalizado, y por lo tanto en sitios como Chicago siguen confiscando toneladas de mota de Sinaloa al año. Pero pronto, el crimen organizado no tendrá mercado para exportar mariguana mexicana a Estados Unidos, gracias a el lento (pero seguro) proceso de legalización que tiene al estado de Colorado como epicentro. ¿La razón? La mota mexicana nomás no pega en comparación con la ganja radiactiva que crecen en el gabacho.

Claro, hay maneras de comprar esta mariguana medicinal, o chronic en México pero para cuando llega al consumidor ésta ha sido cortada, empaquetada en ladrillos y perfumada con Windex. Para los que fumamos en la frontera siempre ha existido la opción de comprar mariguana de California, uno de los mayores productores legales de mota en el mundo. Ahí un guato cuesta diez veces más (unos 500 pesos) que en las calles de Tijuana, convirtiéndola en una comodidad de clase media entre los bajacalifornianos. No es lo que venden en los callejones sin salida de la Zona Norte de TJ.

Son mexicanos con doble ciudadanía, jóvenes y adultos los que cruzan a diario pequeñas cantidades de medicina verde; se arriesgan a ser sorprendidos por agentes del Ejército Mexicano, Policías Federales y hasta el mismo SAT, quienes llevan años “protegiendo” la frontera de nuestro lado. Estas medidas de seguridad llegaron con la renovación fronteriza que se llevó a cabo en esta garita hace casi dos años, cuando el entonces presidente Felipe Calderón inauguró El Chaparral, una estructura imponente que evoca a Blade Runner y de cierta forma la misma guerra contra el narco.

(Los churros de chronic que vende Tacho a sus amigos.)

“Antes estaba más pelada”, me cuenta un conocido a quien llamaremos Tacho. Él lleva años cruzando casualmente en su Jetta con botesitos de medicina en la bolsa, cargando hasta cuatro gramos a la vez. Tacho no es un dealer, ni mucho menos tiene ningún tipo de vínculo con el narco. Es un chavo fresa que le gusta fumar, le gusta ganar un poco de feria extra vendiendo entre sus amigos cercanos. “Antes me la aventaba a pata. A la mala porque a veces hay placas con perros al tiro, pero la gente lleva haciéndolo desde hace años”.

VICE: ¿Te ha tocado que te olfatee un perro mientras cruzas con mota?

Tacho:
Sí, o sea, no se me acercan pero obviamente ahí la tengo. No sé si ahorita sea igual pero en esos tiempos se supone que los perros que tenían no los entrenaban bien, no tenían presupuesto para mandarlos a entrenar bien. Crucé un par de veces con los perros ahí y no me ladraron ni nada.

Y antes de que Calderón abriera El Chaparral, ¿era más fácil cruzar en carro?

Antes casi nunca te tocaba inspección, cruzabas y te ibas pa' tu casa o en chinga a vender. Luego con El Chaparral pusieron a los wachos, los federales, pensaba que iba a ser más difícil pero es igual. Depende de uno, de tu aspecto, cómo te expresas, nomás no verte sospechoso.

Tacho tiene una tarjeta que le permite comprar productos legales de mariguana medicinal en California. La consiguió como muchos, es tan sencillo como ir a un consultorio médico, decir que no puedes dormir, o padeces de algún tipo de estrés y listo, calificas para el tratamiento. Tacho va con su tarjeta a un dispensario, compra gallos pre-enrollados y se viene a Tijuana a fumarlos.

La semi legalidad de la planta en California ha creado desde hace muchos años un tipo de vacío legal en la frontrea. Sobre todo considerando que el Art. 479 la Ley General de Salud estipula que podemos tener hasta cinco gramos de mariguana en nuestra posesión. Fuera de cruzar ilegalmente el producto, Tacho y cientos de personas como él consumen y distribuyen mariguana sin sangre, algo que en México podemos considerar un logro.

Con los años la frontera norte de México ha sido intrínseca con el tráfico de drogas. El departamento de Homeland Security de EU ha gastado millones en proteger sus fronteras tratando de evitarlo, desde la chora más diminuta que olvidaste en el cenicero de tu carro hasta los 20 ladrillos que puedes llevar en la cajuela, cruzar droga a Estados Unidos es algo que la mayoría de los civiles evitan por temor a ir a cárcel, o peor aún, perder la visa. Mientras tanto nuestro país está en guerra con el narco, pero como podemos ver, meter sustancias ilegales a México es cosa de fresas.

YIWU: LA CIUDAD DONDE SE FABRICA EL 65% DE LA NAVIDAD

Más contenido en Mundo Buzali

24 de Diciembre 2014



La mayoría de los adornos navideños provienen de China. Pero, ¿cómo saber dónde y cómo se fabrican?

Olvídense de Laponia. El verdadero hogar de la Navidad es una ciudad extraña y desconocida de China llamada Yiwu, que es el epicentro global de los adornos festivos y los regalos de plástico.

El escritor y viajero Tim Maughan la visitó y le contó a la BBC su increíble experiencia.

Estoy a unas pocas horas de Shanghái y no he visto la luz del día durante tres horas. Estoy desorientado sin remedio. He tratado de salir de este lugar, pero es como estar en un inmenso laberinto de corredores y locales idénticos. Me rodean árboles de Navidad artificiales, bolas, nieve falsa, gorros de fieltro de Santa Claus y renos iluminados con luces LED. Todo lo que escucho es música alusiva.

Es mi peor pesadilla navideña.

Me encuentro en el sector dedicado a la Navidad del Mercado Internacional de Comercio de Yiwu, unos 300 kilómetros al sur de Shanghái.

Según la agencia de noticias oficial Xinhua, más del 60% de los adornos de Navidad del mundo se fabrican en Yiwu. Y buena parte de la producción se vende en este inmenso mercado mayorista.

Por lo visto, las fiestas son Made in Yiwu (hechas en Yiwu).

Titánico

Me cuesta mucho describir la escala de este mercado. Pero puedo empezar con algunas estadísticas: actualmente abarca un área de cuatro millones de metros cuadrados y tiene nada menos que 62.000 puestos. Recibe la increíble cifra de 40.000 visitantes por día, 5.000 de los cuales son compradores extranjeros.


Plástico, tela, de todos los colores. El mercado de Yiwu provee a los negocios baratos de todo el mundo.

Sin embargo, los números no bastan para entender cómo es este complejo.

Para apreciar su tamaño hay que recorrer este sitio que se parece a un enorme centro comercial en decadencia, ir a sus entrañas.

El complejo está dividido en cinco distritos. En el número 1, por ejemplo, a ambos lados de un corredor hay negocios que exhiben bolígrafos y lápices. Cuando doy la vuelta a la esquina, más bolígrafos y lápices. Y luego de caminar 15 minutos sigo viendo lo mismo. Invariablemente.

Finalmente llego a una escalera mecánica rota para subir al próximo nivel. Los artículos de librería dan paso a incontables locales que venden estuches para gafas.

El siguiente piso es un distrito entero dedicado a flores artificiales. La persona que organizó mi visita, Liam Young, me dice que recientemente trajo a varios estudiantes que querían conocer los cinco niveles, cada uno de ellos, y que después de ocho horas desistieron. Era imposible.

Al por mayor

Pero no sólo el tamaño es lo que diferencia al mercado de Yiwu de cualquier otro centro comercial. Para empezar, uno no puede comprar cualquier cosa aquí, al menos en el sentido tradicional del consumo.

En Yiwu se vende casi exclusivamente al por mayor. Cada uno de los 62.000 puestos, todos cubículos de 2,5 por 2,5 metros exactamente iguales, es un escaparate para las compañías o fábricas.


Un "distrito" entero está dedicado a bolígrafos y lápices.

Este mercado es, más que un centro comercial, una gran feria para intermediarios: aquellos que se dedican a vender a los negocios al por menor y que llegan desde el resto de China y del mundo para negociar el envío de grandes contenedores con productos que luego llenarán las estanterías de los comercios en nuestras ciudades o pueblos.

Ante la escala de lo que veo, resulta difícil comprender que el auge del mercado de Yiwu es cosa del pasado. La mayor parte de sus transacciones ahora se realizan por internet, a través de sitios como Alibaba y Made In China.

Sin embargo, el lugar sigue siendo la manifestación física de una enorme red invisible de suministro de mercancías que todos nosotros compramos en Occidente y en el resto del planeta.

Baldes y palas de plástico. Paraguas. Modelos a escala de la estación espacial. Linternas con rostros de líderes mundiales u otros personajes. Vuvuzelas (sí, todavía se fabrican). Un distrito entero está dedicado a vender carteles lunimosos con LED. Y vi un local que vende exclusivamente lupas al estilo de Sherlock Holmes.

Y la lista sigue...

Hay un denominador común en el mercado de Yiwu: no se ofrecen productos de alto valor ni de marca. Buscar el logo de Samsung o Apple es una tarea inútil.

En cambio, aquí se puede encontrar una amplia muestra de la producción industrial china que suele ser pasada por alto. Son las pequeñas cosas que llenan nuestros cajones: los bolígrafos gratuitos que nos dan los vendedores, los juguetes que los niños rompen u olvidan. Se trata de centenares de productos casi descartables que saturan los negocios de baratijas.


Este año se inauguró un tren que cubre el trayecto Yiwu-Madrid para llevar productos al mercado europeo.

Los compramos impulsivamente, porque en ese momento nos parecen divertidos o porque son baratos.

China es el líder mundial en la creación de basura plástica y Yiwu es su vidriera.

Y hay algo en lo que este mercado sobresale por encima de cualquier otro: la parafernalia de Navidad.

Olvídense del Polo Norte y del taller de Papá Noel. En 2012 Yiwu y sus alrededores albergaban 750 empresas dedicadas a fabricar adornos y objetos para las fiestas, según la Asociación de Productos Navideños de Yiwu.

Para ver de primera mano cómo se fabrica la Navidad en esta ciudad de plástico, visité una de las fábricas que suministran productos al mercado, la Yiwu Hangtian Arts and Crafts Co, Ltd.

Esta pequeña firma, situada a unos 30 minutos en auto del centro de la ciudad, es una de las más desconcertantes y perturbadoras que he visto en China.

Caluroso

Afuera, la temperatura llega a 30 grados centígrados. Estamos en un edificio industrial venido a menos repleto de imágenes navideñas.

Lo primero que me muestran es un taller en el que una veintena de trabajadores de todas las edades y géneros –pero predominantemente mujeres menores de 20 años– arman y pintan muérdago, guirnaldas, árboles en miniatura y mucho más, todo de plástico, claro.


En las fábricas de Yiwu, los trabajadores manejan plástico y tinturas en condiciones cuanto menos polémicas.

Una obrera pliega láminas plásticas, mientras la mujer a su lado les adhiere el cartel de "Feliz Navidad" lleno de brillantina roja. Un niño con un delantal manchado pinta de rojo imitaciones de frutos del bosque.

En un salón contiguo trabaja un hombre junto a un enorme ventilador: sumerge alambres en un líquido no identificado en ebullición y luego los dobla -cuando aún están calientes- para crear la estructura de los cuernos de reno que muchos colocarán en sus cabezas durante las fiestas.

En la fábrica se acumula, por todos lados, el fruto de la labor de estos obreros: miles de ornamentos navideños y otros productos se apilan en cajas de cartón y canastas, creando verdaderas torres que hacen sombra a los trabajadores.

En otro galpón se fabrican productos de tela. Nuevamente, una veintena de mujeres se sienta en una fila de máquinas de coser.

Hace calor y todo lo que puede escucharse es el sonido de la costura de gorros, botas y banderines navideños.

Aquí se puede ver bien cómo se produce el gorro rojo y blanco de Papá Noel, el que se compra muy barato, se usa en las fiestas de oficina y luego se desecha en Año Nuevo.

Una niña cose la franja de piel blanca al fieltro rojo a un ritmo de dos gorros por minuto. Y a medida que va terminando, arroja cada pieza al suelo, donde se va formando una pequeña montaña.

En el piso de más arriba se moldea el plástico. Allí el personal es exclusivamente masculino: jóvenes con el torso desnudo para sobrellevar el calor. El aire es denso, está lleno de gases y huele a sustancias químicas. Los obreros arrojan bolas de plástico dentro de máquinas que las derriten y luego llenan los moldes que darán forma a los muñecos de nieve y los Santa Claus.

Es una tarea repetitiva y potencialmente peligrosa.

12 horas diarias

Durante mi visita a Yiwu perdí la inocencia.

Los millones de productos de Navidad que se venden en el mundo no son fabricados de forma masiva en plantas automatizadas, sino que son el resultado de un enorme y costoso esfuerzo humano: salen de las manos de personas que trabajan en condiciones cuanto menos cuestionables.

Y esta, lamentablemente, ha sido la base del éxito industrial de China: mantener los costos laborales bajos para hacer posible que elaborar mercancías a mano sea más barato que usar máquinas.

Uno de los gerentes de la Yiwu Hangtian Arts and Crafts Co, Ltd. me dijo que los empleados cobran un salario de entre US$200 y US$300 mensuales por realizar turnos de 12 horas, seis días a la semana.

Cuando me estoy yendo veo cajas de adornos navideños que están siendo cargadas en un contenedor que luego irá al puerto de Ningbo.

Desde allí el contenedor será transportado en barco quién sabe hacia dónde... Me cuentan que la mayoría de los productos va a Estados Unidos y Europa, y que Rusia se está convirtiendo en un mercado cada vez más lucrativo.

Alguien me había advertido que ver de primera mano cómo se fabrica y se vende la parafernalia de Navidad en Yiwu iba a cambiar mi forma de ver las fiestas, que nunca volverían a ser como antes.

Quizás tenía razón.