domingo, 13 de enero de 2013

ARTISTA SUECO RECONOCE HABER EMPLEADO CENIZAS DE RESTOS DE SERES HUMANOS SACRIFICADOS EN CAMPO DE CONCENTRACIÓN PARA REALIZAR ALGUNA DE SUS OBRAS "ARTÍSTICAS"


Carl Michael von Hausswolff 
es el nombre del  artista sueco que causó indignación al afirmar que una de sus pinturas fue realizada con cenizas que robó del  campo de concentración nazi Majdanek en Polonia durante una visita en 1989. El sueco ha sido denunciado a la policía.



Un artista sueco que causó indignación al afirmar que una de sus pinturas fue hecha de cenizas que tomó de un campo de concentración nazi ha sido denunciado a la policía.

Carl Michael von Hausswolff anunció que su obra, expuesta en la Galería Martin Bryder en la ciudad sueca de Lund, contenía las cenizas que robó del campo de concentración de Majdanek en Polonia durante una visita en 1989.

El campo, ahora un museo, ha denunciado el robo de residuos humanos y ha declarado que la “obra de arte” pintada por Hausswolff  es "un acto de barbarie inimaginable".

Hausswolff ha sido denunciado a la policía por violar una ley sueca que protege la paz de los muertos, conocida como “Brott mot griftesfriden”, según el sitio web de noticias sueco The Local.

El artista, según declaró, mezcló las cenizas con agua para crear un efecto de carboncillo sobre papel acrílico.

Se refirió a que decidió utilizar cenizas humanas como  materia prima para obtener un efecto "muy cargado de atrocidades como las que se habían producido en ese lugar".

Hausswolff, quien alguna vez fue descrito como "austero y divertido" por el New York Times,  ha representado a Suecia en la Bienal de Venecia.

Por otro lado, Salomón Schulman, una voz líder en la comunidad judía de Suecia, describió la obra como "repugnante en extremo".

Escribiendo en el periódico Sydsvenskan, Schulman dijo: "Quién puede saberlo, algunas de las cenizas podrían ser inclusive de algunos de mis familiares."


En el museo (Anteriormente Campo de concentración) de Majdanek  se anunció: "Estamos profundamente consternados e indignados por la información que el cuadro supuestamente se hizo con las cenizas de las víctimas de Majdanek.”
"Esta acción es una provocación supuestamente artística que merece  ser condenada"

En tanto los propietarios la Galería Martin Bryder defendieron su decisión de exhibir la obra y declararon, además: "Venid a la galería a ver la pintura y juzgar por ustedes mismos si es controversial. El señor Schulman ya ha declarado a la prensa que él no vendrá,  si lo hiciera, tal vez tendría una opinión diferente…”

Unas 80.000 personas fueron asesinadas por los nazis en Majdanek, tres cuartas partes de ellos, judíos polacos, desde 1941 hasta 1944.



"Memory works",
presuntamente pintada por el sueco con mezcla de pintura y cenizas de restos humanos


EN MÉXICO, entrevistados por MILENIO, los críticos de arte Avelina Lésper, Teresa del Conde y Carlos Blas Galindo, hablan de la polémica obra del artista polaco Carl Michael von Hausswolff, y de hasta dónde debe llegar la ética de un creador para hacer una obra como ésta.

Lésper comenta que lo hecho por el creador polaco es una apología del nazismo. “Como seguramente todas las personas que realizan este tipo de proyectos, Hausswolff se excusa en sus buenas intenciones. Sin embargo, la utilización de las cenizas de personas que murieron en el Holocausto es un arma de propaganda similar a la empleada por los nazis. Es una obra antisemita y racista”.

Al cuestionársele hasta dónde puede llegar la ética de un artista para hacer una obra de estas magnitudes, la colaboradora del suplemento Laberinto de MILENIO responde que la ética es universal, por lo que no hay estética sin ética. En México, ejemplos como el de Hausswolff se pueden ver en la obra de Teresa Margolles, quien, según Lésper, “ha sido la vocera oficial del gobierno calderonista al hacer escarnio y apología de la violencia del narcotráfico”.

Para Teresa del Conde, el creador polaco está tratando de llamar la atención: “Este tipo de acciones es bastante común en el campo artístico. Probablemente quiera denunciar y hacer ver que la apilación de gente en los campos de concentración fue ejecutada”. La crítica de arte mencionó que Hausswolff está imitando otras posturas: “Tendríamos que valorar si la obra Memory Works logra conmover al espectador y evoca tan trágico hecho”.

Carlos Blas Galindo explicó que para él el hecho de que se investigue a un artista que empleó cenizas de personas que murieron en el Holocausto para hacer una obra se debe tomar con reservas.

El crítico de artes plásticas dijo que, en rigor, desde que el arte se separó de lo sagrado todas las expresiones se puede abordar. Explicó que “no hay nada intocable y sagrado, siempre y cuando se respete la memoria de la gente. El empleo de los materiales no debe ser lo criticable, sino su postura ante el mundo”.

y, ¿usted qué opina?



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada