jueves, 9 de mayo de 2013

EL ARTE DE TRANSMITIR EL TALENTO LITERARIO: SCUOLA HOLDEN DE BARICCO PARA ESCRITORES:

ALESSANDRO BARICCO

"Y es que la escuela tiene el eclecticismo como credo. Si quieres escribir, no basta con leer novelas o poesía. Hay que hojear cómics, atiborrarse de cine, ir al teatro..."





EL PROFESOR BARICCO.
Jesús Ruiz Mantilla para El País.


Entre las pasiones de Alessandro Baricco (Turín, 1958) están la música, los coches, el mundo de Homero y los cuentos exóticos que le llevaron en una etapa de su vida a crear un libro como Seda, con el que se consagró a nivel mundial. Pero si algo supera todas las aficiones de este italiano inquieto y vital es la enseñanza. Hace 20 años, Baricco montó en su ciudad la Escuela Holden, de la que han salido talentos como el de Paolo Giordano, hoy también maestro de dicho centro. Ahora se ha sentido en la necesidad de renovar aquello a fondo y ampliar las miras y los límites de su centro de enseñanza. Con ello da impulso a lo que según sus propias palabras ha sido "el proyecto más excitante de toda mi vida".

Tanto como escribir un libro o como hacer una película. "Es necesario el talento y el esfuerzo común de mucha gente en torno a una idea común", afirmó el escritor en la sede madrileña del Instituto de Cultura Italiano. Holden no es un centro de escritura puramente literaria. "Enseñamos a contar historias y a formar talentos que pueden acabar en la televisión. Muchos de nuestros alumnos iban para escritores y hoy son guionistas o creadores de interesantes y terribles reality shows".

O forjadores de best sellers como Paolo Giordano, autor de La soledad de los números primos (Salamandra), formado en Holden, hoy profesor del centro y conejillo de indias para proyectos multimedia. "Hará un programa en el que podremos seguir cada paso de su método de creación por Internet. No aparecerá él, pero sí la evolución de sus textos en word, será como estar observando a un autor por encima del hombro".

Giordano es el más reconocido de sus alumnos a nivel internacional. Pero no quien, a juicio de Baricco, más talento tenía. "El éxito es algo extraño. En la historia de la escuela ha habido casos de gran talento, alumnos capaces de escribir grandes libros, otros de hacerlos buenos y el resto normales. Los chicos con mayores aptitudes fueron dos que finalmente acabaron de manera distinta: uno como camarero y otro abogado en el bufete familiar. Para escribir buenos libros no sólo basta el talento, necesitas determinación", asegura Baricco.

                                            

O suerte para caer en según qué épocas. Para el autor de Seda, esta presente es una oportunidad. "Yo se lo digo a los alumnos, vivimos la época más difícil que nos ha tocado desde que nací, es una gran suerte para los creadores". El arte nace del conflicto y de eso se ocuparán los alumnos y profesores de este centro de Turín que reabre renovado en octubre con plazas para 200 alumnos en una nueva etapa en la que se unen los esfuerzos del escritor y la editorial Feltrinelli en un proyecto común.




Una escuela, 400 sueños
EL CULTURAL. ESPAÑA
ALBERTO OJEDA


Alessandro Baricco traslada la Escuela Holden, fundada hace 20 años, a un antiguo cuartel turinés restaurado gracias a la editorial Feltrinelli | La nueva sede podrá acoger a 400 alumnos en sus distintos cursos de escritura, dirección cinematográfica, interpretación...

"A los 20 años uno se hace grande". Es el lema que inspira la ampliación de la Escuela Holden (el nombre es un guiño a Salinger), fundada por Alessandro Baricco hace dos décadas en Turín y que ahora se traslada a una nueva sede, el antiguo Cuartel Cavalli, en la que podrá acoger 400 alumnos y que recuerda mucho al Conde Duque de Madrid tras su restauración. El escritor italiano se ha pasado por Madrid para presentar el nuevo espaldarazo que ha dado a su centro de estudios de "oficios creativos", que comprende cursos de escritura, dirección de cine, de interpretación, de plataformas digitales aptas para la narración y las artes plásticas... El autor de Seda peregrina estas fechas por diversas ciudades europeas para dar a conocer su criatura.

Su intención es dotarla de un carácter internacional. "El ideal es que en unos pocos años la mitad de los alumnos sean de fuera de Italia", explica. "Todos los cursos menos el de escritura se imparten en italiano y en inglés. Y en el futuro esperamos que el de escritura también pueda superar las barreras lingüísticas". La Escuela Holden, que ahora cuenta con Feltrinelli como mecenas, se ha ido ganando con los años un gran prestigio, pero hasta ahora eran pocos los privilegiados que podían entrar a formarse en sus instalaciones, dada la escasez de plazas que ofertaba. Entre sus estudiantes se cuentan alumnos tan bien conocidos como Paolo Giordano, que arrasó en las listas de ventas con La soledad de los números primos.



        Cuartel Cavalli, nueva sede de la Escuela Holden dirigida por Baricco

Baricco, sin embargo, confiesa que el "objetivo fundamental de nuestras clases no es el éxito, sin desdeñarlo, claro". "Por la escuela, por ejemplo, han pasado dos o tres de los mejores traductores que hay en Italia en la actualidad. Es una labor silenciosa que no se suele apreciar pero que es esencial". Aunque sí se jacta de que algunos de sus estudiantes ahora han urdido realities shows muy populares en televisión. "Ha conseguido hacer bello algo horrible", comenta entre risas. Y es que la escuela tiene el eclecticismo como credo. Si quieres escribir, no basta con leer novelas o poesía. Hay que hojear cómics, atiborrarse de cine, ir al teatro... Y así con el resto de disciplinas. La idea es que haya un constante intercambio de conocimiento y de electricidad creativa entre ellas.

"Lo del éxito, además, es muy azaroso", concluye Baricco. "En este mundo complejo nunca terminas de saber por qué unos llegan y otros no. En este tiempo han circulado por la escuela cuatro o cinco chicos que eran mejores que yo. Y los dos que para mí eran los más talentosos no han acabado escribiendo. Uno ahora es camarero y el otro se ha puesto a trabajar con su padre en un despacho de abogados. Para escribir hace falta mucha determinación".

Por cierto, Giordano volverá en esta nueva andadura a la escuela, con un llamativo proyecto multimedia titulado Milton Class, que permitirá a los alumnos ver directamente la pantalla del escritor mientras teclea un relato. "Cuando Giordano se ponga a trabajar, recibirán un aviso en sus móviles y podrán observar como si estuvieran a su espalda cómo va evolucionando su obra". Esos estudiantes, de entre 18 y 30 años, deberán pagar 8.700 euros cada año y la formación completa abarca dos cursos académicos. Para facilitarles el pago tienen derecho a créditos a un 1% de interés, reintegrables en ochos años, sin que tengan que aportar ninguna garantía, porque es el centro el que les avala.

Al terminar saldrán a un mundo (el occidental sobre todo) sumido en una profunda crisis. Baricco, que también se ha jugado sus ahorros en la ampliación, se lo toma con filosofía y algo de guasa: "Son unos afortunados. Están asistiendo a un cambio brutal en la historia. Y las crisis son un periodo plagado de oportunidades". Desde luego él no se queda con los brazos cruzados. Y resulta muy edificante ver en esta época cómo alguien cumple sus sueños.


VISITA LA PÁGINA WEB DE LA ESCUELA HOLDEN PARA ESCRITORES:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada