miércoles, 6 de abril de 2011

AYUDA PARA LA VIDA: EL CILANTRO EVITA LA SALMONELLA


El cilantro elimina a la salmonela

MÉXICO, D.F(SUN)

Estudios realizados por investigadores de la Universidad Autónoma de Guadalajara y la Universidad de Berkeley descubrieron que uno de los componentes de uso común en la cocina mexicana, cuyo sabor se reconoce sobre todo en las salsas, contiene un compuesto llamado dodecenal, que elimina a la salmonela y podría ayudar a la prevención de ciertas enfermedades: se trata del cilantro.

Asimismo, investigaciones previas realizadas por el equipo de científicos mostraron que la salsa tiene propiedades antibacteriales aún no estudiadas.

El dodecenal fue aislado de hojas frescas de la planta de cilantro, pero también se encuentra presente en sus semillas, casi en la misma cantidad.

En pruebas de laboratorio se encontró que el dodecenal es dos veces más potente que el antibiótico más común utilizado para la eliminación de la salmonella: la gentamicina.

El químico estadounidense Isao Kubo, líder del grupo de investigación, dijo que “estamos sorprendidos de la potencia antibiótoca del dodecenal, pues la mayoría de los agentes antibacteriales encontrados de manera natural en los alimentos generalmente tienen una actividad débil.”

Además del dodecenal, los investigadores consiguieron aislar cerca de una docena de componentes antibióticos del cilantro fresco. Kubo señaló que “la salsa puede contener aún más compuestos antibacteriales que todavía no se identifican, pero para conocerlos se necesitan más estudios”.

Los hallazgos de mexicanos y estadounidenses podrían conducir al uso del dodecenal como un aditivo carente de sabor en la comida para prevenir enfermedades; como protección para la carne o a manera de desinfectante de propósito general para el lavado de manos, entre otras aplicaciones posibles.

Otra característica importante del compuesto es que ha probado ser una alternativa para resolver el problema de resistencia a los antibióticos desarrollado por ciertos organismos. Los investigadores creen que el dodecenal trabaja destruyendo la membrana celular de las bacterias de manera similar a como lo hace el jabón, pero a diferencia de éste, el dodecenal no parece interferir con ningua de las proteínas que fabrican las células, como ocurre con muchos antibióticos comerciales.

Pero a pesar de las propiedades antibacteriales del cilantro, los científicos señalan que una ración típica de salsa adicionada a los alimentos no es suficiente para garantizar un efecto óptimo contra la contaminación de los alimentos.

Así las cosas, independientemente de los beneficios que trae el cilantro para la salud de los humanos, ya sea en salsas, aderezos o guarniciones, el mejor método para consumir alimentos limpios sigue siendo la higiene personal, el correcto manejo, almacenamiento y lavado de los productos.

El cilantro es una especie anual. Posee una raíz delgada y raíces secundarias finas y superficiales. Presenta un pequeño tallo comprimido en el cual se disponen las hojas, conformando una roseta más bien pequeña, de unos 30 centímetros de altura. Al iniciarse el proceso de floración, el tallo se ramifica y alarga hasta alcanzar una altura de 60 a 70 centímetros. En las ramas se ubican las flores, cuyo color va del blanco al rosado.

La planta pertenece a la misma familia del comino, el eneldo, el hinojo y el perejil. Su nombre científico, Coriandrum sativum deriva del griego e indica genéricamente “alguna cosa que hace bien al hombre, adaptada para ser cultivada”.

Es originario del Medio Oriente, ya en la antigüedad era empleado como planta aromática y medicinal. En algunas tumbas egipcias se representa como ofrenda.

En esta investigación también tomaron parte Tetsuya Ogura, de la Universidad Autónoma de Guadalajara; Ken-Ichi-Fujita, Aya Kubo y Ken-Ichi Nihei, de la Universidad de Berkeley.

(Agencias y Universidad de Berkeley)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada