domingo, 30 de enero de 2011

JOSÉ LUIS MARTÍNEZ DETRÁS DE LABERINTO Y EL SANTO OFICIO (MILENIO)

CLAP…CLAP…CLAP…!




BELLAS ARTES POR JOSÉ LUIS MARTÍNEZ

TEXTO COMPLETO

“…Además, debe confesarlo, no es fácil mantener la atención tanto tiempo con unas butacas hechas para la penitencia y no para el disfrute de espectáculos. No son cómodas ni de buen gusto, como no lo es en general la decoración de la histórica sala, cuyos palcos y balcones fueron recubiertos con madera laminada, apropiada para oficinas burocráticas y no para el recinto cultural más importante del país. ¿Quién convenció a la señora Teresa Vicencio de alterar la estética art déco de la sala y colocar unas puertas de acceso horribles? ¿Quién, de eliminar la rampa? ¡¿Quién, Dios mío?!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada