miércoles, 18 de agosto de 2010

Heriberto Yepez, Archivo Hache: Laberinto 375 de MILENIO

¿Jóvenes escritores?

Aviso urgente a los jóvenes escritores

Heriberto Yépez
Archivo Hache
yepez.blogspot.com


Sólo hay algo peor que los escritores: los jóvenes escritores.
Te conozco. Te gusta retratarte con escritores reconocidos, a quienes denominas “maestros”, para establecer continuidad y obediencia voluntaria.

Estás convencido de que La Tradición, oh desmemoria auto-electa, podría prolongarse gracias a ti y el Partido, perdón, la Institución, que apoya tu visión y tú apoyas la suya (la monopolización). ¡Ya mero sale tu edición!
Sientes que es impostergable que te sea otorgada una beca para poder escribir tu Gran Libro (o, al menos, el pionero de tu posteridad) y cuando llega la fecha de los resultados sabes que la diferencia entre un sistema podrido y un sistema justo es que tu nombre aparezca en la lista.

Casi no escribes de tanto mantener los dedos cruzados.
La frase Literatura Nacional es parte de tu vocabulario habitual. Y lees sólo cuando algún editor te pide escribir de un autor, al que elogias porque reconoces inmediatamente como tu socio y mentor. O al que denuncias en la reseña para rankearte mejor.

Tus libros no se venden porque el mundo no sabe apreciarlos. ¡Debes oponerte al mercado para seguir dependiendo del gobierno!
Debes despreciar, además, a la academia, en la que tú no quieres trabajar, porque, trabajar en sí es casi peor que la academización.

Vives en un país hundido en la miseria y la corrupción, pero no crees que sea tu función intervenir para meter a la cárcel a los responsables. Tu labor, meramente, es cuidar las palabras de la tribu. E ignorar toda otra tribulación.

Tienes menos de 35 años, un extenso currículum y poca obra real. Pero asistes constantemente a encuentros en los que, invariablemente, te emborrachas.
Las fotografías prueban que perteneces. Y si en ella apareces botella en mano, de plano, es porque eres parte del movimiento posmoderno de la Transgresión Relajada.

Juegas a ser cínico, nihilista y cuando la ocasión lo amerita, pasas de escritor de encuentro a antologador, porque —lo sabes mejor que nadie— vivir fuera de las antologías es vivir en el error.
Sientes, en noches de insomnio recalcitrante, que si Anagrama… caray, todo estaría bien en tu vida.

Confiésalo: eres idéntico a Julio Torri (cuando no escribía).
Y si hicieras una prueba para medir tu conocimiento literario —como la abrumadora mayoría de tus colegas— reprobarías.
Así que, joven escritor mexicano, más vale que te dejes domesticar. Estás lleno de contradicciones y eres un combo conveniente de ego-ingenuidad y ya-merito-cracia; Big Brother VIP y cinismo sindical; PRD y monje mendicante.

No lo olvides: el PRI es el PAN nuestro de cada día.
Te necesitamos. Estamos dispuestos a pagar por tu silencio en estos tiempos terribles, así que, estimado joven escritor mexicano, abre tu mano, acepta nuestra dádiva y quédate, ante todo, callado. Para eso te pagamos.

7 comentarios:

  1. Me encanta el estilo contundente de HY. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Considero que La otra raza cósmica de Heriberto Yépez, por las condiciones de investigación, inteligencia del autor y calidad de prosa; merece ser leída: http://bit.ly/9Sq6J9

    Beto Buzali

    ResponderEliminar
  3. Mira quién escribe esto: uno de los escritores más expertos del país en ganar becas, barbear a consagrados y maestro en componendas para sacar premios. No creo que su obra, tan desarticulada y tantas veces incoherente y efectista, tenga una calidad decorosa, salvo para quienes logra embaucar.
    Vale como un autoretrato del Yépez mismo en su juventud y aún ahora.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo:
    Tristemente la literatura dista mucho de ser impecablemente Universal, al contrario: hay gesticuladores y embaucadores, los hay honestos y corruptos, inocentes y perversos, en todas las medidas, en las cuatro y más dimensiones; pero los hay: Esto es lo que me parece importante.

    Beto Buzali

    ResponderEliminar
  5. MI, MAESTRO, MI MENTOR, MEJORES PALABRAS NO PODÍAMOS RECIBIR DE USTED, LOS GATOS LITERARIOS DE LA UACM AGRADECEMOS SU BENDICIÓN PARA NOS SER DE ESOS "JÓVENES ESCRITORES". AÚN NO SABEMOS CÓMO NOS ABRIREMOS PASO EN LAS LETRAS MEXICANAS, PERO CUANDO HAGAMOS ALGO QUE VALGA LA PENA, NOS HONRARÍA MUCHOS CONTAR CON SU OPINIÓN.
    MIL GRACIAS

    ResponderEliminar
  6. Más que lugar común, extraña repetición de viejos chistes, el texto intenta ir más allá de cualquier clasificación para caer en lo mismo de siempre: un sarcasmo que ni siquiera alcanza la categoría de tal. Ignoro cuáles fueron los parámetros que considero a la hora de realizar su texto, si acaso con generalizaciones se puede desprestigiar el trabajo que vienen realizando los que usted llama jóvenes escritores, donde, por cierto, entra usted, amigo, y no por criticar a los jóvenes su obra queda exenta, por cierto, pues ni es tan novedosa, ni su estilo es tan original (acá lo sabemos). El viejo ejercicio de tirar la piedra y esconder la mano no ayuda en mucho, amigo, y usted constantemente recurre a hacerlo, olvidando que usted está en el sistema, que usted recibe una beca, y que usted también pelea por publicar (¿acaso rechazaría una oferta de ANAGRAMA?, ¡no lo creo!

    ResponderEliminar