miércoles, 11 de agosto de 2010

Un Hernán Cortés soberbio y arrogante


Aunque dicen que no es la cabeza de un indio sino la de un ídolo...

Agresión en las vísperas del BICENTENARIO, el día de un partido de fútbol "amistoso" entre las selecciones de España y México.

Pintura roja contra Hernán Cortés: la estatua en la localidad española de Medellín, cuna del conquistador de México, apareció hoy manchada de color rojo y rodeada de panfletos que exigen la retirada de la cabeza decapitada de un indio sobre la que apoya un pie el que fuera gobernador de la Nueva España.

Es «la glorificación cruel y arrogante del genocidio y un insulto al pueblo de México», indicaron los autores en los panfletos. El hecho fue reivindicado por un grupo autodenominado «Ciudadanos anónimos», según informaron medios españoles.

El ataque al monumento, de más de cien años de antigüedad, se llevó a cabo el mismo día en el que la selección española de fútbol se enfrenta a la mexicana en el país latinoamericano en el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada