domingo, 17 de octubre de 2010

FIL DEL ZÓCALO. MARÍA CORTINA. ESPECULACIONES. NECESARIO ENFOCAR DE OTRA MANERA EL LLEVAR LA CULTURA AL PUEBLO.

¡¿CUÁL ES EL PÚBLICO QUE LLEGA A LA FIL ZÓCALO?!





Nunca había asistido a la FIL Zócalo de la Ciudad de México
-me avergüenza reconocerlo-
y estoy sorprendido de la manifiesta necesidad de un gran -enorme- segmento de la población de "obtener" cultura "a lo que cueste"... mientras se pueda.
Obtener comprando, comprando la oferta... (distingo: oferta de ofrecer, no de ofertar en precio) lamentablemente, la que me pongan enfrente porque pocos asistentes nos tomamos el tiempo para distinguir entre lo bueno, lo mediocre y lo malo:
¡nos dejamos sorprender! o permitimos que se nos sorprenda.
No encontré totalmente ética esta oferta.
¿Por qué?
Porque estoy seguro que estas instalaciones efímeras y muy improvisadas que montan en la Plaza Mayor de la Ciudad de México, en el cruce de todos los caminos (rutas del metro, metrobuses, peatonales, etcétera) reconocen con estadísticas como visitante que domina al mexicano de clase media baja

¿y por qué lucrar con este mexicano que asiste -cándido- a procurar para su familia lo que considera a veces necesario y justo, o así descargar su culpa e intentar resolver una carencia: adquirir un libro de cuentos para sus hijos, por ejemplo? Un ciudadano que concluye su visita sin dinero en los bolsillos pero eso sí, un itacate lleno la más de las veces de papelería para el cesto de la basura y poca, muy poca cultura en libros.

Por qué la oferta independiente en general es pobre (culturalmente hablando) y la tradicional (firmas de editoriales reconocidas), más cara que en las librerías de costumbre (Gandhi, Sótano, Péndulo, etcétera)

Excepcionalmente algunas editoriales ofertaron muchos títulos a precios verdaderamente bajos -asombrosos-, pero había que buscarlos con lupa.

Eso sí, la oferta de santas muerte, darkettos, vampiros y similares, abundó (porque está de moda) y lamento reiterarlo, a precios sin descuento para una audiencia que acudió en tono inocente a buscar solución a carencias que ya reconocen.

Me encantaría que María Cortina ("la lectura te salva, te libera, te da alas y combate el desamor y la ansiedad" M. Cortina dixit. A qué costo, le pregunto yo) a quién encontré como nominada directora de la FIL Zócalo, me explicara esta situación injusta.
¡No es el foro de la FIL ZOCALO el indicado para lucrar con los visitantes especulados!

Esto nos hace diferentes a los mexicanos: los que organizamos el abuso y los que lo permitimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada