lunes, 28 de julio de 2014

LAS MEJORAS PISCINAS NATURALES

28 de Julio 2014
Gulpiyuri. Llanes, Asturias 

El agua del Cantábrico se filtra entre la roca caliza para crear una laguna salada rodeada de prados. El mar está cerca, pero no se ve. Un paraje extraño y mágico. 

El Caletón. Garachico, Tenerife
 
Las piscinas de El Caletón se adaptan a las formas que dejó la lava solidificada tras la erupción del volcán de Trevejo (conocido también como Arenas Negras), que arrasó el puerto de Garachico en 1706.

La Fajana. La Palma, Canarias

Como colofón a un día de senderismo, un chapuzón en La Fajana, piscinas ubicadas en la base de los acantilados de barlovento, en la isla de La Palma, mientras el sol se hunde en el mar más allá de la punta de la Gaviota. 

Garganta de los Infiernos. Valle del Jerte, Cáceres
 
Trece piscinas naturales –pilones o marmitas de gigantes-- grabadas por el agua sobre el granito en las estribaciones de la sierra de Gredos. 

Charco Azul. El Hierro, Canarias 

En el golfo de la Frontera, una concavidad rocosa forma una piscina natural y diáfana, alimentada por las mareas, a la que se desciende por una empinada escalera de piedra. 

La Charca Verde. La Pedriza, Madrid
 
Un remanso de agua turquesa en el laberinto rocoso de la Pedriza, en la vertiente madrileña de la sierra de Guadarrama. Toca caminar.
Cala Bramant. Llançà, Girona 

En uno de los entrantes del Cap de Ras se esconde la cala de los Enamorados, un playita con forma de nido adonde acuden las parejas para acurrucarse como pajarillos o nadar a la luz de la luna. 

Las Chorreras. Enguídanos, Cuenca

Cerca del yacimiento cretácico de Las Hoyas (Cuenca), en el paraje conocido como Las Chorreras, el río Cabriel salva un desnivel de 120 metros mientras se retuerce por un laberinto gargantas, cascadas, pozas y cuevas de tintes antediluvianos.

Termas de Ourense 

A orillas del río Miño, aguas abajo del Ponte do Milenio, se suceden durante cuatro kilómetros las pozas y termas de A Chavasqueira, Muiño das Veigas, Outariz y Burgas de Canedo, aguas termales (manan a temperaturas superiores a los 60º) empleadas desde tiempos de los romanos. Hay spa privados de estilo japonés en A Chavasqueira y en Outariz, y rústicas piscinas de granito, de hasta 200 metros cuadrados, donde uno puede pasar gratuitamente en remojo el tiempo que le plazca.

Fuentes del Algar. Callosa d’en Sarrià, Alicante
 
A 15 kilómetros de Benidorm, en Callosa d’en Sarrià, se encuentran las fuentes del Algar, un paraje natural con caídas de agua, tolls (piscinas) azulados y playas de agua dulce donde se puede tomar un baño fresquito y kárstico. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada