lunes, 15 de septiembre de 2014

ABSURDAS PROHIBICIONES DEL RÉGIMEN TALIBÁN

15 de Septiembre 2014

Para nadie es un secreto que el régimen talibán le da un trato marginal a sus mujeres, esto bajo el amparo de la Sharía (código detallado de la conducta, la moral, lo permitido y lo prohibido en el Islam).

Aunque las historias sobre vejaciones y abusos a las mujeres de manos de esta facción fundamentalista, principalmente en Afganistan, ha sido documentada por años, sigue causando indignación en la opinión pública mundial.

Resulta muy complejo enumerar todas las formas de abuso y maltrato femenino que se derivan de la interpretación del Sharia. Aún así, la Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA) enumeraron las 29 violaciones más comunes que sufren los derechos humanos de las mujeres. De acuerdo a los talibanes, con estos preceptos buscan:

“Crear ambientes seguros, donde la castidad y dignidad de las mujeres sean por fin sacrosantas, tal y como recogen las creencias Pashtunes sobre la vida en purdah (práctica para ocultar la vida femenina en público)”.

En su página web, RAWA denuncia que las mujeres afganas tienen una vida llena de padecimientos, privaciones y encarcelamiento en sus propios hogares, convirtiéndolas en meros objetos para procrear.

Aquí estos absurdos 29 puntos:

1. El trabajo femenino fuera del hogar está prohibido, esto aplica a profesiones como maestres e ingenieras. Sólo algunas enfermeras y doctoras pueden laborar en algunos hospitales de Kabul.

2. Prohibición total para que las mujeres realicen cualquier actividad fuera de casa, a menos que sean acompañadas por su mahram (pariente de sexo masculino cercano, como podría ser el esposo, el padre o algún hermano).

3. Las mujeres no deben cerrar tratos comerciales con hombres.

4. Tampoco pueden ser atendidas por doctores masculinos.

5. Las mujeres no tienen derecho a estudiar en ninguna institución educativa. Las escuelas para chicas son seminarios religiosos.


6. Es obligatorio que las mujeres cubran su cuerpo de la cabeza a los pies con ayuda de un gran velo conocido como burka.

7. Si las mujeres no visten de acuerdo a lo estipulado en los puntos anteriores, o no son acompañadas por su mahram, recibirán como castigo palizas, azotes y llamadas de atención verbales.

8. También se le azota a las mujeres que muestren los tobillos en público.

9. Si una mujer es acusada de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio es lapidada de forma pública.

10. Las mujeres no deben usar cosméticos, de hecho se han presentado amputaciones de dedos a quienes fueron descubiertas trayendo las uñas pintadas.

11. Las mujeres tampoco pueden hablar o estrechar la mano de algún varón, a menos que sea su mahran.

12. También tienen prohibido reír en voz alta, de hecho, ningún extraño debe escuchar la voz de una mujer.

13. Las mujeres no deben usar zapatos con tacones que hagan algún ruido mientras caminan. Los varones no deben escuchar los pasos de una mujer.

14. Si una mujer no está acompañada por su mahram está prohibido que aborde un taxi.

15. Las mujeres no deben aparecer en televisión, radio, ni en reuniones públicas.


16. Tampoco pueden practicar deporte, ni entrar a centros o clubes deportivos.

17. Las mujeres no deben montar ni en motonetas o bicicletas.

18. Las mujeres no deben usar vestidos con colores vivos, los talibanes los califican como “colores sexualmente atractivos”.

19. Si hay festividades o eventos recreativos, las mujeres no pueden reunirse entre ellas.

20. Lavar ropa en ríos o plazas públicas también lo tienen prohibido.

21. Los talibanes quitaron toda nomenclatura que tuviera la palabra “mujer” de las plazas o calles. Un ejemplo es el Jardín de la Primavera que anteriormente se llamaba Jardín de las Mujeres.

22. Las mujeres no deben asomarse de sus balcones o casas.

23. Las ventanas de las casas deben ser opacas para que las mujeres no sean vistas desde el exterior.

24. Los sastres no tienen permitido coser ropa femenina ni tomarle medidas a las mujeres.

25. Ellas tampoco deben entrar a los baños públicos.


26. Las mujeres y hombres no deben viajar en un mismo autobús. De hecho hay camiones “sólo para mujeres” y “sólo para hombres”.

27. Las mujeres tampoco deben usar pantalones acampanados, ni siquiera aunque encima del burka.

28. Ellas no deben ser filmadas ni fotografiadas.

29. En revistas, libros o anuncios no deben publicarse imágenes de mujeres.

Además de estas restricciones para las mujeres, también hay legislaciones unisex ridículas que prohíben:
  • Volar cometas
  • Escuchar música
  • Ver películas
  • Traer el pelo largo si eres un varón joven (se deben rapar el pelo).
  • Que los hombres se afeiten y/o recorten sus barbas
  • Vestir otra indumentaria que no sea la islámica, tampoco usar gorra
  • Adiestrar aves o tener pichones pues son actividades “no islámicas”.

Por desgracia estos preceptos que parecen “de broma”, son reales y forman parte de la cotidianeidad de miles de mujeres que viven bajo el yugo de leyes anticuadas, mal interpretadas y que atentan contra los más elementales derechos humanos. Ojalá y algún día cambien las cosas en Afganistán y en otras partes del mundo, donde las feminas aún son tratadas como objetos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada