lunes, 15 de septiembre de 2014

¡QUE LA RESACA NO TE HAGA DAR EL GRITO!

15 de Septiembre 2014
Con el Grito de Independencia sigue adelante un fin de semana de Fiestas Patrias que ya ha dejado un buen número de víctimas en el terreno... pero es sólo el principio. Antes de que nos demos cuenta estaremos instalados en el fin de año y sus excesos.


Por eso, más vale tener a la mano esta guía que te ayudará a no ser presa del remordimiento más doloroso que existe: la cruda. Y no, no encontrarás el consejo aquél de “Evite la cruda, permanezca borracho”.
REPARARSE ES MEJOR
La vieja receta de las abuelas tiene mucha razón: no bebas con el estómago vacío. Antes de empezar la fiesta come. Estas fechas son muy buenas para eso: pozoles, tostadas, chiles en nogada y otros guisos mexicanos te permitirán acometer la celebración con el nivel ideal de combustible.

Recuerda: si tomas no manejes. Es posible que por la fecha el servicio de taxis se complique, así que si estarás fuera de casa toma tus precauciones.

SE MODERADO

La clave eterna en la ingesta de bebidas alcohólicas siempre será la moderación. Las consecuencias de beber sin control siempre son funestas: ya sea que se trate de un accidente, pasar 36 horas en el Torito, sufrir graves lesiones, o los daños a más largo plazo en tu cuerpo.

Una buena forma de controlar la ingesta de alcohol es beber un vaso de agua por cada copa que tomes. Así permitirás que tu cuerpo asimile la carga que va recibiendo y evitarás perder la medida de lo que vas consumiendo.

Por más fiesta que traigas, siempre verifica qué te están dando de beber, sobre todo si estás en antros. La ingesta de bebidas adulteradas puede ser fatal.

Procura no mezclar distintos tipos de bebida, prefiere bebidas claras (vodka, ginebra, vino blanco) y bebe despacio.


SI YA ESTÁS SUFRIENDO

Bebe mucha agua: el alcohol deshidrata y es una de las causas principales de tu malestar.

Necesitas subir los niveles de azúcar, pero no abuses: come carbohidratos ligeros o una fruta para estabilizarte. Si lo tuyo es el picante, sólo checa que no te irrite aún más el estómago.

Descansa lo más que puedas: recuerda que el sueño es el momento en que el cuerpo se regenera,más aún cuando sufre por excesos. Por otra parte, el ejercicio te ayudará a desechar las toxinas y despabilarte.

UN BRINDIS INOLVIDABLE

Controlar al alcohol y sus consecuencias es clave en un país cómo México que se encuentra en la segunda región del mundo con mayor consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada