viernes, 28 de marzo de 2014

¿COMO BURRO EN PRIMAVERA?




Llegó la primavera y con ella los pensamientos hacia el amor, el romance y el sexo. 


Al igual que las flores despiertan de su letargo invernal, muchas personas probablemente notan que la gente parece estar más interesada ​​en el romance y está más propensos a querer tener actividad sexual.

¿Cuál es la influencia de la temporada en el amor y el sexo? 

A continuación te mostramos algunas conclusiones interesantes sobre el tema.

1. ¿Cuándo son los índices de comportamiento sexual más alto? Un estudio sobre adolescentes con enfermedades de transmisión sexual descubrió que los niveles más altos de relaciones sexuales son durante la primavera y el verano, y los más bajos en el invierno. Curiosamente, los días de la semana en que la mayoría de las relaciones se produjeron fueron los viernes y sábados por la noche.

2. Históricamente (1778-1940), en los climas del norte, hay una tasa de natalidad pico a finales de invierno (marzo), y una tasa anual baja en el verano (junio, julio y agosto). Este patrón indica un período de concepción pico a finales de primavera y principios de verano, y un mínimo en verano y otoño.

3. Más recientemente (1974-1982), parece que el patrón estacional tiene una tasa de natalidad pico a finales de verano (agosto y septiembre), lo que indica un pico correspondiente en las tasas de concepción a finales de otoño (noviembre y diciembre).

4. La aparición de la menopausia es significativamente mayor en invierno que en primavera o en otoño, con un pico menor en verano.

5. La calidad y cantidad del semen también muestra diferencias estacionales. En una revisión de estudios recientes, fue descubierto que la cantidad y la concentración de espermatozoides por eyaculación fue significativamente menor en verano que en cualquier otra época del año, en lugares donde los veranos son calientes. Por otra parte, los valores más bajos de concentración de espermatozoides se agrupan hacia el final del verano y principios del otoño. La causa de esta disminución fue el calor de los meses de verano, lo que causa un efecto residual hasta principios de otoño.

6. En los países más septentrionales, donde hay grandes diferencias estacionales de la luz solar, la función hormonal y las tasas de concepción son más bajos durante los oscuros meses de invierno, lo que conduce a mayores tasas de concepción durante el verano, y la mayoría de los nacimientos en la primavera.

7. En cuanto a los niveles de testosterona de los hombres, existe una considerable controversia. Un problema es la forma en que se mide realmente (por ejemplo, la testosterona libre, que refleja los niveles que actualmente circulan en el torrente sanguíneo, frente a la testosterona total o consolidada). Un estudio reveló que las tasas más altas ocurren de octubre a diciembre y "los niveles más bajos de testosterona se produjeron en los meses con las temperaturas más altas y más largas horas de luz del día".


8. ¿Los hombres ven a las mujeres de manera diferente, dependiendo de la temporada? Un estudio sugiere que hay un efecto de estacionalidad. 114 hombres heterosexuales polacos fueron encuestados para juzgar fotografías sobre el atractivo de las mujeres (rostro, senos y cuerpo) a intervalos de tres meses, de invierno de 2004 a invierno de 2005. Las fotografías de los pechos de las mujeres y sus cuerpos fueron calificados como más atractivos durante los meses de invierno, pero no hubo ningún efecto para las caras. El estudio sugiere que, como las mujeres se cubren más el cuerpo durante el invierno, la falta de exposición a los cuerpos de las mujeres aumenta los valores del atractivo. 

Del mismo modo, la abundancia de cuerpos femeninos expuestos durante el verano causa una disminución de las calificaciones de las fotografías. Presumiblemente, los hombres ven las caras con la misma frecuencia, independientemente de la estación, lo que podría explicar la falta de variación. Sin embargo, otras explicaciones sugieren que podría haber cambios estacionales del estado de ánimo de los participantes, que a su vez podría influir en la percepción y las fluctuaciones estacionales en los niveles de testosterona podría inducir a valoraciones más positivas.

FUENTE

MÁS DE VIVIR BIEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada