miércoles, 18 de junio de 2014

¿PARA QUE SIRVE UN PENE?

18 de Junio 2014
¿Qué otras monerías —además de las ya conocidas— hace este simpático miembro? Seguro algunas ya las sabías; otras, te sorprenderán. Échale un vistazo a la lista, tomada del libro "¿Por qué nos gusta tanto el sexo? I —Prehistoria—".


1. La evolución premió a los hombres para que disfrutaran más. Un equipo de investigadores australianos descubrió que quienes eyaculan más de cinco veces por semana desarrollan menos cáncer de próstata.

2. Asimismo, tienen 50% menos probabilidades de morir de una enfermedad del corazón.

3. El semen que sale en los últimos espasmos del orgasmo masculino es diferente del que sale al principio. El del final contiene una sustancia espermicida… para matar los espermatozoides del siguiente hombre.

4. Las mujeres reportan que las acometidas del esposo son más fuertes luego de una separación o cuando él sospecha que ella ha sido infiel. Esta conducta ancestral hace que su semen entre mejor y, de paso, saque el del competidor.

5. Los hombres que ven más pornografía que refleja las prácticas del sexo en la prehistoria —dos o más hombres con una mujer— eyaculan semen con mayor cantidad de esperma.


6. Según investigaciones, las féminas que exigen el uso del condón se sienten menos felices, pues las mujeres pronto desarrollan dependencia química a la testosterona, estrógeno, prostaglandinas y otras hormonas de la felicidad que contiene el semen.

7. Las feromonas masculinas pueden corregir algunos casos de infertilidad femenina, regular el ciclo menstrual y aliviar los síntomas de la menopausia.

8. La forma del pene humano —como flecha— evolucionó para extraer el esperma de otros hombres del canal femenino.


9. El cuerpo del hombre idealmente requeriría el uso de la falda para evitar lastimar el miembro. A partir de la invención de los pantalones por parte de los primeros pastores de climas fríos, comenzaron los problemas de fertilidad masculina, así como el descenso de espermatozoides.

10. Y siguen bajando. Al contrario del organismo que los produce, pues, según Jared Diamond: «Tenemos que preguntarnos qué tipo de fuerzas selectivas originaron la expansión histórica pene humano […].»



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada