martes, 24 de junio de 2014

TERRIBLES Y EXTRAÑAS ENFERMEDADES

24 de Junio 2014


En el vasto campo de la medicina, una de las ramas científicas más antiguas, útiles e importantes en la historia de las ciencias, los descubrimientos y el desarrollo de nuevos conocimientos nunca cesa. No obstante, hay ciertas instancias en las que los médicos quedan simplemente anonadados ante la singularidad o la rareza de determinados casos.

Hemos hablado sobre distintos ejemplos en numerosas oportunidades:enfermedades muy, pero muy extrañas, síndromes que ocurren en promedios de 1 en miles de millones y todo tipo de trastornos, tanto físicos como psicológicos, que parecen salidos de la más extravagante ficción. Hoy voy a presentarte un completísimo e interesante compilado con algunas de ellas, a ver si conoces estas 25 enfermedades terriblemente extrañas...

25. Síndrome de Stendhal


Este peculiar trastorno psicosomático, también conocido como síndrome de Florencia o estrés del viajero, se desarrolla cuando el sujeto es dispuesto frente a una obra de arte. Los síntomas se manifiestan psicosomáticamente al ver arte, sobre todo si se trata de una obra muy bella o de varias obras en un mismo lugar. Esto le provoca un intenso vértigo, confusión, ansiedad, aceleración del ritmo cardíaco, temblores, palpitaciones, depresión e incluso alucinaciones.

24. Síndrome de Capgras


También conocido como Mal de Capgras, este síndrome afecta el sentido de la identificación del paciente. Se caracteriza por la constante creencia de que un ser cercano y querido fue sustituido o reemplazado por un impostor idéntico.

23. Glosodinia o el síndrome de la boca ardiente


Quienes padecen de glosodinia, una enfermedad cuyo verdadero origen aún es desconocido para las ciencias, afirman sufrir una intensa sensación de ardor y quemazón en la lengua que persiste por largo tiempo. Se han registrado numerosos casos alrededor del mundo, sin embargo, no hay análisis que haya detectado anomalías en la lengua en ninguno de ellos y aún hoy, esta enfermedad es todo un misterio.

22. Trimetilaminuria o el síndrome del olor a pescado


Extravagante por demás. La trimetilaminuria es un extraño desorden metabólico que provoca una falla en la producción de la enzima flavinmonooxigenasa 3 (FMO3) y que resulta en un olor a pescado muy intenso que se expele en el aliento, la orina y la transpiración. Aún no existe cura ni tratamiento para este desorden.

21. Síncope por reír (desmayarse de la risa)


Este singular síndrome es una forma muy inusual de síncope situacional, es decir de desmayo. Quienes poseen esta condición se desmayan cuando se ríen demasiado y aunque muy poco se sabe aún al respecto, hay varios registros del síndrome y se cree que tiene un origen fisiopatológico.

20. Síndrome del marido jubilado


El síndrome del marido retirado o jubilado fue reconocido oficialmente en 1991, en Japón. Se trata de una enfermedad psicosomática, estrechamente relacionada con el estrés y la depresión, en la que una mujer progresivamente muestra signos de una enfermedad física y cuadros depresivos cuando su marido llega o se aproxima a la jubilación o el retiro laboral. 

Se estima que hasta el 60% de la población japonesa femenina de la tercera edad padece este extraño síndrome.

19. Disgeusia


El término disgeusia no se considera adecuado para esta condición, pero aún así se emplea para referirse a una serie de anómalos síntomas que alteran el sentido del gusto en algunas personas. 

La disgeusia provoca en quienes la padecen un cambio en la percepción de los sabores de bebidas y alimentos, muchas veces provocando una sensación considerablemente desagradable, transformando un sabor que puede considerarse delicioso en uno repulsivo de forma imprevista. 

Aunque aún poco se sabe al respecto, sus causas suelen relacionarse con extraños trastornos neurológicos.

18. Síndrome de la cabeza explosiva


Esta rarísima enfermedad, descubierta en 1988, provoca intensos malestares en la cabeza del paciente. Según se ha registrado, quien la padece sufre episodios en los que escucha un sonido sumamente potente, como el de un estallido, asegurando que proviene del interior de su propia cabeza. No obstante, el paciente también menciona que el suceso no provoca dolor alguno. Tras estos episodios, que a veces pueden ocurrir varias veces en un determinado lapso de tiempo, el paciente presenta un ritmo cardíaco elevado, una profunda sensación de ansiedad, temor e impotencia.

17. Delirio de Frégoli


El delirio o síndrome de Frégoli es un trastorno psíquico de tipo delirante y paranoico. Este trastorno se caracteriza por la delirante creencia de que las personas en realidad son siempre un único sujeto que cambia su apariencia o se disfraza para parecer diferentes individuos.

16. Ilusión de The Truman show


Obviamente, recibe su nombre por el clásico film protagonizado por Jim Carrey, cuyo personaje transcurre toda su vida en un programa de televisión con formato de reality show sin saberlo. Pero volviendo a la realidad, quienes padecen esta ilusión están convencidos de ser la estrella de un reality show imaginario las 24 horas de cada día. Es en sí un extraño caso de delirio persecutorio y delirio grandioso.

15. Jerga de afasia


Consta de un trastorno del habla en el cual la persona utiliza palabras compuestas en oraciones regulares. En ciertos casos, el trastorno se puede profundizar tanto como para alcanzar un momento en el que todo lo que se dice es incomprensible, convirtiéndose en un lenguaje totalmente irreal.

14. Síndrome del acento extranjero


Esta condición médica es muy curiosa, entre otras cosas, porque suele originarse tras sufrir una lesión cerebral grave o un accidente cerebrovascular. Quienes padecen la condición desarrollan lo que parecería ser un acento extranjero como efecto secundario a la lesión, tras una serie de fallas en la planificación de articulación y los procesos de coordinación, reflejados en el habla.

12. Síndrome de París


El síndrome de París se desarrolla en turistas que visitan la capital francesa. Se trata de un trastorno psicológico momentáneo y ocurre casi únicamente con turistas japoneses. 

La crisis ocurre cuando los visitantes llegan a la ciudad y sus atractivos no coinciden con lo que hasta entonces eran sus expectativas, presentando cuadros depresivos, mucha ansiedad y varios síntomas de problemas psiquiátricos, como desilusión aguda, ideas paranoides o la creencia de que son víctimas de maltratos y agresiones por parte de los citadinos. 

En casos extremos hasta sufren de alucinaciones.

11. Convulsiones por escuchar a Mary Hart


Mary Hart fue una celebridad televisiva estadounidense, hoy retirada del negocio, que protagonizó un suceso de lo más curioso. Según un artículo publicado en 1991, en la prestigiosa revista médica New England Journal of Medicine, la voz de Hart en una emisión de su antiguo show Entertainment Tonight había provocado convulsiones a una mujer epiléptica. De acuerdo a lo que los médicos sugirieron, los ataques de epilepsia fueron causados por una determinada frecuencia tras oír el nivel y el tono de voz exacto de la presentadora aquella noche.

10. Síndrome de Rapunzel


El síndrome de Rapunzel es el resultado del curioso trastorno psicológico compulsivo de la tricofagia, el acto de comer pelo en forma compulsiva. Provoca una compleja afección intestinal con dolor y tensión abdominal, la pérdida del apetito, náuseas, vómitos, pérdida de peso, sangrado y perforación intestinal. 

Se le dió este nombre por la joven de la larga cabellera Rapunzel, de la clásica historia de los hermanos Grimm.

9. Síndrome de la mano loca o extraña


Se trata de una condición médica bastante perturbadora. También conocida como el síndrome del Dr. Strangelove, es una enfermedad mental en la cual una de las manos de quien la padece pareciera adquirir una personalidad propia y ajena, la capacidad de obrar por su cuenta. Es un trastorno neurológico y aunque la descripción suena poco lógica, los síntomas en los pacientes siempre coinciden. En casos extremos, la mano termina significando un peligro para el paciente, provocando la autoflagelación. Se ha comprobado que la condición está directamente relacionada con el daño cerebral resultante de golpes, aneurismas o tumores.

8. Urticaria acuagénica o alergia al agua


Con lo importante que es el agua para la vida, ¿imaginas ser alérgico? Descubierta en forma reciente consta de la reacción alérgica del cuerpo en contacto con el agua. Se caracteriza por la aparición de manchas, bultos rojos y blancos en la piel, provocar una intensa comezón y ardor al hacer contacto directo con el agua. Además, curiosamente, esta rara enfermedad ocurre prácticamente solo en mujeres, apareciendo en la pubertad.

7. Micropsia o síndrome de Alicia en el país de las maravillas


Este es un grave trastorno neurológico caracterizado por profundos desajustes en la percepción y fallas en el normal funcionamiento de los sentidos, sobre todo el de la vista. La enfermedad hace que el paciente observe los objetos de un modo diferente, distinto de como son realmente, percibiendo los mismos de un tamaño mucho mayor o mucho menor de lo que son en realidad, en colores diferentes y formas irreales. 

Así, además de nombrarlo por la conocida historia de Lewis Carroll, también se le conoce como síndrome de alucinación Liliputiense, aludiendo nuevamente a las letras (Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift). El problema de esta condición no está en los sentidos ni en los órganos, sino en el cerebro y en la capacidad para interpretar los estímulos sensoriales.

6. Síndrome de Proteus


Es una condición genética que deforma los huesos y tejidos de todo el cuerpo, dando lugar a excesivos crecimientos de la piel y una atípica formación del esqueleto. El caso de Síndrome de Proteus más conocido de la historia es el del llamado Hombre elefante, aunque se pensara que padecía de neurofibromatosis tipo I y luego desmentido. 

El síndrome de Proteus se proyecta con malformaciones, el excesivo crecimiento de la piel y el de los órganos. Se desarrolla tras una mutación en el gen AKT1 y 1 de cada millón de personas sufre el síndrome.

5. Inmunodeficiencia combinada grave


Mejor conocida como síndrome del niño burbuja, el caso más popular fue el de David Vetter, quien vivió 13 años dentro de una burbuja plástica con filtros de aire, sistemas para eliminar patógenos, ya que padeciendo esta condición, su sistema inmunológico era 100% ineficaz. Esta rara enfermedad genética vuelve absolutamente vulnerable al organismo, incapaz siquiera de respirar sin correr un riesgo mortal. La condición resulta no por una, sino numerosas mutaciones y fallas genéticas, además de la falta de adenosina desaminasa.

4. Hipertricosis o síndrome del hombre lobo


El síndrome del hombre lobo es una enfermedad genética que afecta a 1 de cada 1000 millones de personas y desde la Edad Media hasta nuestros días se han registrado sólo 50 casos. Los síntomas son evidentes: excesivo crecimiento del vello en el rostro, orejas y hombros, con casos en los que el síntoma se extiende también a muchas otras partes del cuerpo. Todo ocurre en el cromosoma número 8, donde una mutación resulta en una anomalía entre la dermis y epidermis, dando lugar a unos 5 millones de folículos pilosos más de lo normal.

3. Fibrodisplasia osificante progresiva o síndrome del hombre roca


La FOP es el resultado de una extraña mutación genética, una enfermedad progresiva en la cual el cuerpo entero produce algo así como un esqueleto extra. Es una extraña enfermedad hereditaria y autosómica dominante que, popularmente conocida como síndrome del hombre roca, hace que los músculos, tendones y ligamentos del cuerpo se pierdan gradualmente y terminen convirtiéndose en hueso. Aún hoy, la FOP es un verdadero misterio médico, aunque se sabe que esta condición afecta a unas 3.300 personas en el mundo entero.

2. Insensibilidad congénita al dolor


Básicamente, la insensibilidad congénita al dolor es la condición médica en la cual la persona nace con la incapacidad de sentir dolor, su organismo es completamente funcional, pero no puede sentir el dolor. Obviamente, esto trae grandes problemas, pues es el dolor lo que nos advierte del peligro y nos ayuda a mantener nuestra seguridad e integridad física. Esta condición se debe a una mutación genética en la síntesis de un tipo de canal de sodio en particular, el cual se encuentra en el sistema nervioso y en las neuronas, encargándose de transmitir, enviar y recibir el dolor en el sistema nervioso central. Usualmente, en los pocos casos que se han registrado de esta mutación, los pacientes han fallecido muy jóvenes por infecciones, ulceraciones y otras condiciones que se detectan demasiado tarde o incluso hasta por daños auto-infligidos.

1. Ilusión de Cotard o síndrome del muerto viviente


Llamado también delirio de negación y más conocido como el síndrome zombie o del muerto viviente, consta de un avanzado desorden mental hipocondríaco tras el cual el paciente cree estar muerto, física y literalmente, con sus órganos en putrefacción, pero por alguna razón, aún consciente. Conciencia que también es momentánea, ya que por momentos, el paciente se mira en el espejo y no logra reconocer su rostro: ve un cadáver en su reflejo. Generalmente el paciente llega a creer que nunca podrá morir realmente, sino que será esta suerte de zombie por el resto de sus días. 

El síndrome de Cotard es una forma de psicosis delirante extrema.

Bueno, ¿satisfecho? Realmente increíble, ¿no lo crees? ¿Qué te pareció el recorrido, conocías todas? ¿Cuál crees tú que es la enfermedad más extraña que existe? ¿Agregarías alguna otra?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada