jueves, 16 de enero de 2014

ASÍ SALVARON LA MANO DE UN PACIENTE EN CHINA




Dependiendo de las circunstancias, los miembros amputados pueden salvarse y ser injertados otra vez si reciben riego sanguíneo en las horas posteriores a su amputación.

Un hombre chino llevó una de sus manos, amputada en un accidente, injertada en su pierna durante un mes, hasta que los cirujanos pudieron volver a colocarla en su lugar original, según informó un periódico chino.

El hombre, de 25 años e identificado como Xiao Wei, se cortó la mano con un taladro el mes pasado en Changde, en la provincia central de Hunan, relató el diario local Xiaoxiang Chen Bao.

La herida era demasiado grave como para volver a colocar la mano amputada inmediatamente, por lo que los cirujanos decidieron injertarla en una de las piernas del paciente, justo sobre el tendón de alquiles, para mantenerla "con vida" el tiempo necesario.

Dependiendo de las circunstancias, los miembros amputados pueden salvarse y ser injertados otra vez si reciben riego sanguíneo en las horas posteriores a su amputación.

Los médicos retiraron recientemente la mano de Xiao Wei de su tobillo y volvieron a unirla al extremo de su brazo, una delicada operación de nueve horas pero que resultó un éxito, contó el diario.


No obstante, Xiao Wei deberá someterse a varias operaciones más y continuar un proceso de rehabilitación para recuperar la motricidad de la mano, precisó el Xiaoxiang Chen Bao.

"Es como la construcción de una casa. En este momento se ha logrado el cuerpo principal, pero queda llevar a cabo la decoración interior", comentó Tang Juyu, uno de los médicos que siguen el caso de Xiao Wei, citado por el diario.

FUENTE

MÁS DE VIVIR BIEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada