viernes, 17 de enero de 2014

LAS CLAVES PARA UN HOGAR SOSTENIBLE




La conciencia social en torno a la ecología comienza a tomar cierto protagonismo, siendo muchas las alternativas que poco a poco se van estudiando y desarrollando para hacer nuestros hábitos más respetuosos con los recursos y con el medio.

Es por eso que hoy en día hay una gran preocupación por las energías renovables y su uso en el consumo de los hogares, aunque no son la única opción. Hay muchas opciones que nos pueden permitir construir una casa ecológica. Así, vamos a tomar nota de algunas claves básicas.

1. Uno de los principales factores va a ser la orientación inicial de la casa, para construirla en la situación que incentive la mejor iluminación y ventilación natural. Esta opción que puede parecer tan simple puede reducir en una cantidad elevada nuestro consumo en electricidad, disminuyendo el consumo de lámparas y aires acondicionados.


2. De igual forma, las casas tendrán una mejor ventilación natural si ponemos ventanas a la misma altura en ladosenfrentados de la casa, para que el aire de fuera pueda circular.

3. La colocación de tragaluces o ventanas cenitales en las plantas superiores permite que el calor 'escape', reduciendo la sensación de altas temperaturas.


4. El tipo de materiales que empleemos influirá muchísimo en el coste ecológico de nuestra vivienda. Así, por ejemplo, podemos buscar las maderas más ecológicas, que se clasifican por certificados como el Forest Stewardship Council, y que mide la sostenibilidad de la madera y cómo ha sido explotada.

Así, por ejemplo, la madera de pino o eucalipto son buenos recursos, pues desprenden menor cantidad de CO2, así como la madera de bambú, que crece a un ritmo cuatro veces superior al de las demás, lo que mejora su sostenibilidad, y que podemos usar, por ejemplo, en suelos.

Por su parte, según Diario Ecología, el orden de los materiales en función de su valor ecológico son son el ladrillo de adobe sin cocer, el ladrillo normal, cemento, los bloques de hormigón, el vidrio, metales como cobre o aluminio y PVC, que reconocen como un material bastante contaminante.

5. Un buen aislamiento impedirá que el calor en invierno 'escape', reduciendo en gran medida nuestro consumo decalefacción. Además, existen aislamientos que usan materiales ecológicos, fabricados con recursos naturales, sin tóxicos, como el corcho, la madera, las fibras de maíz, la celulosa o el cáñamo.


De la misma forma, el tipo de ventanas que empleemos también influirán en el buen aislamiento. Además, existen también las consideradas ventanas ecológicas, fabricadas en madera y cubiertas por barnices ecológicos.

6. El agua es otro de los recursos que más empleamos, y en la que quizás debamos invertir más esfuerzos en preservar y aprovechar. Así, el jardín es una de las zonas de la casa que más agua consume. Para hacer un consumo lo más ecológico posible, tendremos que recurrir a técnicas como el riego por goteo, así como fabricar un recogedor para el agua de la lluvia, que nos permita aprovechar la misma.




Por su parte, debemos prestar atención también a los baños. Por supuesto, lo fundamental es instalar duchas en sustitución de los bañeras y emplear las cisternas de doble carga. Sin embargo, desde hace unos años existen los llamados baños secos. Este tipo de baños no emplea agua para la evacuación y no van conectados a la red de aguas residuales. Su funcionamiento se basa en la deshidratación de los desechos, que son separados y depositados en las cámaras de tratamiento.



7. Como ya sabéis, el uso de energías renovables está cada vez más incorporado en los hogares y son muchas las viviendas que ya se construyen instalando paneles solares. Así, podemos encontrar dos tipos de paneles, los térmicos,que se emplean para la calefacción, el agua caliente y la climatización de piscinas, y los fotovoltaicos, que proporcionan energía eléctrica.

8. El consumo energético de los hogares en calefacción es tremendo, llegando incluso al 60% del total. Por eso, para que nuestra casa sea ecológica, esta debe centrar sus esfuerzos en reducir su consumo. Así, las posibles alternativaspueden ser el suelo radiante, la energía geotérmica (que aprovecha el calor de la tierra) y los paneles solares térmicos.


9. Por último, una vez que hemos construido una casa ecológica tenemos que decorarla y, para ello, podemos seguir nuestras intenciones sostenibles contribuyendo al reciclado de materiales y al uso de productos como las pinturas ecológicas, cuya composición es de origen mineral y vegetal.


FUENTE

MÁS DE VERDE QUE TE QUIERO VERDE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada