jueves, 30 de enero de 2014

¡NO TE ARREPIENTAS TARDE!



Es común que al llegar al final de nuestra vida empezamos a mirar en forma critica nuestras decisiones, lo que hicimos y dejamos de hacer. Por este motivo la enfermera australiana Bronnie Ware, ha recopilado en el libro ’Los Cinco Arrepentimientos de los Moribundos’, los remordimientos más habituales entre personas que están a punto de morir, consejos que ellos hubiesen deseado recibir cuando todavía tenían tiempo.


1.- “Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que quería hacer”


Su trabajo con enfermos terminales la llevo a conocer de cerca sus frustraciones, con los años pudo notar que el principal arrepentimiento de la gente es “ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera”.


2.- ‘Ojalá no hubiera trabajado tanto’


El siguiente arrepentimiento más frecuente es “ojalá no hubiera trabajado tanto” “porque eso los había hecho perder el equilibrio y como resultado habían perdido muchas cosas en su vida”, afirma la enfermera. “Se perdieron la niñez de sus hijos y la compañía de sus esposas”, añade en su libro.

En su libro Bronnie cuenta como su vida se transformó a través de los pesares de la gente que muere.


3.- ‘Poder expresar mis sentimientos’


“Me hubiese gustado tener el coraje para expresar mis sentimientos” es otro de los deseos de los moribundos. “Mucha gente reprime sus sentimientos para mantenerse en paz con los demás. Es por ello por lo que se instalan en una existencia mediocre y nunca llegan a convertirse en lo que verdaderamente son capaces de ser”, asegura la enfermera.


4.- ‘Más contacto con los amigos’


El poco contacto con los amigos es otro de los arrepentimientos. Como lo explica Ware en su libro: “Muchos han quedado tan atrapados en sus propias vidas que han dejado amistades de oro perderse a tavés de los años“.

“Vi un muy profundo remordimiento por no haber brindado a esas amistades el tiempo y el esfuerzo que merecían. Todos extrañan a sus amigos cuando se están muriendo”, cuenta.


5.- ‘Haber sido más feliz’


Y, por último, y no menos importante el deseo de “haberme permitido ser más feliz”. “Muchos no se dan cuenta hasta el final de que la felicidad es una elección. El miedo al cambio los ha llevado a fingir ante los demás, y ante sí mismos, que eran felices. Cuando en su interior ansiaban poder reírse con ganas y tomarse la vida con humor”, asegura.

FUENTE

MÁS DE VIVIR BIEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada