viernes, 10 de enero de 2014

AUTOS CON ALCOHOLÍMETRO INTEGRADO



Un alcoholímetro impide que el auto arranque si hay alcohol de por medio

Para reducir el número de accidentes automovilísticos relacionados con el consumo excesivo de alcohol, estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrollaron un dispositivo que impedirá manejar borracho.
Después de impedir encender el automóvil, enviará un mensaje de texto a los padres de familia o familiares del conductor para que vayan a recogerlo.

El Sistema de Inmovilización de Vehículo por Detección de Alta Alcoholemia en el Conductor (SIVDAAC) fue diseñado por tres estudiantes de Ingeniería en Sistemas Computacionales del poli. El proyecto está pensado para los padres que les prestan el carro a sus hijos e incluso para verificar que los choferes de transporte público no conduzcan borrachos.

Lo primero que hace el SIVDAAC es una prueba de aliento mediante un alcoholímetro que va dentro del carro, en el parabrisas delantero del lado del conductor. El alcoholímetro no detecta el aire que existe en la boca sino el que viene desde el estómago a través del esófago, por lo que proporciona la concentración de alcohol. De esta forma, aunque la persona haya comido o mascado chicle para disimular el olor, no podrá engañar al alcoholímetro.


El alcoholímetro va conectado a un chip; cuando detecta que el conductor ha estado bebiendo, envía una señal que impide que la bomba de gasolina funcione. En todos los automóviles, el relevador trabaja con la batería y es el que permite que la bomba se abra o se cierre para permitir el flujo de gasolina.

Aunque el conductor encienda y apague su carro, no podrá hacer que este avance. Una pantalla en el tablero indicará los resultados de la prueba.

El dispositivo incluye un teléfono celular que va conectado directamente con el micro controlador o chip, a través de un cable y envía automáticamente un mensaje de texto al propietario del vehículo. Si el teléfono no tiene saldo, no manda mensajes pero tampoco permite echar a andar el vehículo.

El chip, el teléfono y el inmovilizador permanecen ocultos para evitar que el conductor intente desconectarlos. El sistema, tal y como lo diseñaron Alma Gabriela Tello Urquiza, Keren Monge Cid y Carlos Araiza Rojas, tiene un costo total de diez mil pesos.

Dispositivos similares ya existen en países europeos y también ya comenzaron a implementarse en Argentina, Estados Unidos y Canadá; sin embargo, el SIDVAAC es la primera tecnología en su tipo que existe en México.

Según la Secretaría de Seguridad Pública del DF:

24 mil mexicanos mueren cada año por accidentes automovilísticos ocasionados por un conductor borracho

15-29 años es el promedio de los jóvenes que fallecen por accidentes viales

50% de las víctimas son peatones atropellados por conductores borrachos

7 de cada 10 accidentes son por exceso de velocidad, alcohol o ambas

FUENTE

MÁS DE VIVIR BIEN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada