jueves, 9 de enero de 2014

UN HONGO QUE DEVORA EL PLÁSTICO.



Científicos de la Universidad de Yale, EEUU, descubrieron un hongo que consume plastico. El profesor Scott Strobel y sus alumnos se internaron en la selva amazónica de Ecuador en busca de organismos endofitos, como parte de las expediciones anuales que la Universidad organiza.

El hongo en cuestión se llama Pestalotiopsis microspora y es capaz de descomponer y digerir poliuretano, un tipo de plástico ampliamente utilizado para fabricar todo tipo de elementos.

El Pestalotiopsis microspora ya había sido identificado anteriormente pero este estudio revela su capacidad para consumir el plástico. Tiene un apetito voraz, y es capaz de comerse el plástico en condiciones anaeróbicas, es decir sin la presencia de oxigeno. Este es el principal motivo por el cual científicos y expertos en todo el mundo aseguran que podría ser muy útil para usarse en vertederos y basurales.

El problema del plástico

En las últimas décadas, la fabricación y consumo de plastico se ha multiplicado exponencialmente. El bajo costo y la facilidad de fabricación ha aumentado la demanda mundial de plastico más de 150 veces. En el año 1950 la producción era de 1,5 millones de toneladas. Mas cerca en el tiempo, en el año 2006, dicho valor alcanzo los 245 millones.




Este gran incremento en la fabricación y consumo de plastico ha generado múltiples problemas ecológicos y económicos, y plantea una seria amenaza para los ecosistemas naturales. Además, presenta un grave problema para los sistemas de eliminación de residuos.

Mejores tratamientos de residuos

Los expertos señalan que ya se conocían varias especies de hongos que pueden alimentarse de plastico, pero el Pestalotiopsis es el único que puede hacerlo sin presencia de oxigeno, es decir de forma anaeróbica. Esto es fundamental para futuras aplicaciones en vertederos y basurales.

Este descubrimiento significa un gran avance para el sector del reciclaje y de tratamiento de residuos. Bolsas plasticas y otros elementos tardan cientos de años en descomponerse y durante todo ese tiempo provocan desequilibrios en el medio ambiente. Gracias a este hongo, podrían desaparecer mucho antes.

Sin embargo, los expertos aseguran que para llevar un descubrimiento de laboratorio a escala industrial, es necesario un largo proceso. Este hallazgo no es una solución mágica al problema del plastico, es un modesto paso que nos acerca a una solución importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada