martes, 28 de enero de 2014

EL TRÁNSITO A LA LEGALIDAD





La legalización de la mariguana con fines médicos y recreativos en Estados Unidos y Uruguay intensificó el debate sobre el tema en México, con diversos enfoques y aristas internacionales y nacional, pues 53 de cada cien mexicanos está en desacuerdo con su empleo por diversión, mientras que 22 se niegan incluso a aceptar su uso terapéutico.

Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) preguntó a los mexicanos qué tan probable sería que se despenalice fumar cannabis, 33.2% indicó que es poco probable y 27.6% nada probable, en tanto que en el otro extremo 21.8% algo probable y 14.3% muy probable.

En 2013 se celebraron encuentros, foros y debates en instituciones con la mariguana sobre la mesa y ahora se espera una iniciativa de reforma del PRD a finales de enero para discutirse en el pleno en marzo, cuando inicie el primer periodo ordinario de 2014.

El PRD asegura que la iniciativa tiene cuatro puntos fundamentales: reglamenta la despenalización efectiva del consumo y portación de cannabis; sienta las bases para un régimen de regulación legal de la mariguana para uso terapéutico e investigación científica; busca reducir los riesgos y daños asociados al uso y abuso de drogas y fortalecer los mecanismos regulatorios de otras sustancias legales como alcohol, tabaco e inhalables.


Carlos Alberto Zamudio Ángles investigador del Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas (Cupihd) cuenta que la principal deficiencia que tiene la propuesta es que se proveerá de marihuana a ciertos usuarios, pero no explica de dónde la obtendrá, pues el auto cultivo estaría prohibido y sólo corresponde a la ley federal hacer esos cambios.

El consumo de la mariguana sólo debe permitirse legalmente en hospitales dijo 59.9% de los 1,000 mexicanos consultados telefónicamente por GCE, 18.8% cree que debe darse libremente en bares, restaurantes o cafés destinados exclusivamente para eso y 11.4% siente que sólo se debe fumar en casa. Un 3.2% propone que se consuma en lugares públicos.

“La iniciativa de ley no resuelva la situación actual y no tiene intención de querer resolverla. Se lava las manos de que eso es cuestión del fuero federal. Propusimos (Cupihd) un paquete legislativo, a la par de la propuesta, que incluyera el auto cultivo y la regulación de clubs cannábicos. En el Congreso de la Unión existe la iniciativa de Fernando Belauzarán que si se incluye el cultivo, pues como sabemos sin mercancía no hay mercado”, explicó Zamudio.

El Informe Mundial sobre las Drogas 2013 de la ONU, la cannabis es la droga más consumida en el mundo, existen entre 129 y 230 millones de usuarios. Su uso está legalizado en Uruguay y algunas partes de los Estados Unidos.

Está despenalizado en México (hasta cinco gramos de consumo), en Argentina (consumo en adultos, siempre que se realice en privado y no implique riesgos para terceros) y Chile (donde está permitido el consumo, pero el cultivo está prohibido).

Zamudio Angles dijo que algunos de los beneficios que obtendrá la población de casi 100,000 usuarios de marihuana en el Distrito Federal si se regula no sólo para uso terapéutico sino para uso recreativo, es que dejarán de asistir al crimen organizado para comprar la sustancia y estarían en menor riesgo de que se le invite a consumir drogas de mayor peligrosidad como anfetaminas, metanfetaminas, crack, cocaína o inhalantes.

“El beneficio sería también en servicios de seguridad y derechos humanos, ya que no se desperdiciarían recursos policiacos en perseguir a usuarios de marihuana, sino que esa fuerza se podría utilizar para perseguir a personas que delinquen y persiguen a terceros, que realmente es el motivo de existencia de un cuerpo policiaco”, detalló el autor del libro Las Redes del Narcomenudeo.

¿Cuál es la oración que se acerca más a lo que usted pensaría si México legaliza el consumo de la mariguana? Preguntó el equipo de GCE. Las frases más mencionadas fueron:

Aumentará la violencia (37.5%), contribuye en el ataque contra el narcotráfico (18.4%), apoya la medicina alternativa (15.1%), México pierde principios y valores (15%), se convierte en un país moderno y libre (7.9%).

FUENTE

MÁS DE NO TE LO CALLES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada