viernes, 9 de mayo de 2014

ES TIEMPO DE LEER A... OCTAVIO PAZ ! EL POETA EN SU TIERRA, DE BRAULIO PERALTA:




Braulio Peralta: Es tiempo de leer… a Octavio Paz





Es tiempo de leer. Y repartir el conocimiento. La memoria y sus engranes. Para que no se olvide. Para decir la historia, para evocar a los protagonistas de la literatura, la poesía, la narrativa. La cultura.



Octavio Paz y su existencia. La historia de su nombre que es sinónimo de poesía. Braulio Peralta que es periodista, escritor y autor de El poeta en su tierra, conversaciones con el poeta y Premio Nobel de Literatura.



En el Centro Histórico de Hermosillo, el punto de partida de la ciudad, en la Plaza Hidalgo, con el aire en los ojos, con las voces en el cuerpo. Los versos de Octavio Paz se dicen desde el discurso de Braulio Peralta. Porque ese es el motivo de su visita; porque para eso ha sido convocado desde el Instituto Sonorense de Cultura y para dar apertura al programa Es tiempo de leer a… que se ha de celebrar de manera constante.



Braulio fue el primer periodista en entrevistar, en 1990, a Octavio Paz, cuando a éste le dieron la noticia de que recibiría el Premio Nobel de Literatura.



Pero ya antes se habían dado otras conversaciones entre Peralta y Paz. Algunas en el hábitat y contexto del poeta, otras en la calle, de banqueta como se dice en el argot periodista. De allí el punto de partida para la construcción del libro de marras, escrito por Braulio.



Es tiempo de leer. Y escuchar. Braulio Peralta en el estrado, nosotros en las sillas, la interacción palabra – oídos. Y entonces enterarnos de la historia de un niño que rondaba la vida y se alimentaba de voces que le narraban la historia post revolución.



Enterarnos también de la importancia del paso por la vida de este poeta el que muchas veces fue señalado, etiquetado, juzgado, por sus ideales, pero pocas veces, muy pocas, leído.



Braulio Peralta fluye en las palabras. Nos lleva de la mano a las emociones que provocan los versos escritos por Paz. Nos ilustra al compartir lo aprendido mediante las lecturas de la obra de Octavio. De pronto un árbol anida soles. Es el fragmento de un poema escrito por Paz. Y al escucharlo ocurre la necesidad urgente de saber más sobre la obra del vate, de encontrarnos con más de sus versos.



En la Plaza Hidalgo ocurre la poesía. La conversación y el aprendizaje se multiplican. Dice Braulio que lo que más le seduce de impartir conferencias, es lo que en ellas le aportan las voces que se manifiestan y preguntan.

Es allí donde la humildad se apersona, y es en ese momento donde los presentes también participan, interrogan y el entusiasmo asciende ante las respuestas que clarifican la vida, el pensamiento, las ideas.



En la mirada de Braulio Peralta un niño se pasea, observa al horizonte como si fuera la primera vez, y se desprende de protocolos, dice que Hermosillo es un lugar donde los caminos llevan a ninguna parte.



También el discurso sobre la vida y obra de Octavio Paz se construye con libertad y metáforas, analogías. El periodista es un cerrojo que al girar abre puertas, ventanas, y se sumergen en las habitaciones de nuestra memoria las postales que retratan la catarsis.




Aprendemos de estos cien años en la vida del hombre niño poeta ensayista periodista editor que fue y es don Octavio. Aprendemos de la voz de Braulio la importancia de leer o releer a Paz. Porque, “dentro de la historia de Paz, está la poesía”. Braulio dixit.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada