viernes, 1 de agosto de 2014

A MOST WANTED MAN

1 de Agosto 2014

Después de una primera fase que se llevó a cabo en San Miguel de Allende y estuvo llena de buenas películas, así como diversas actividades relacionadas al cine, el Festival Internacional de Cine de Guanajuato sigue con su segunda etapa, la cual incluye algunas de las cosas más sobresalientes de su programación de este año.

Como ya es una tradición anual, las actividades en Guanajuato comenzaron de manera oficial con el banderazo de salida del Rally Universitario, prueba que consiste en la realización de un cortometraje en sólo 48 horas.


La explanada del Auditorio del Estado sirvió como escenario para que los ocho equipos mexicanos y el de Polonia, país invitado de este año del GIFF, se pasearan a lado de los actores profesionales que los están apoyando de manera gratuita en su complicada tarea.

Al terminar con el evento en el que se sintió un ambiente muy adecuado para continuar con una fiesta cinematográfica tan grande como lo es este festival, los asistentes entraron al auditorio para ser testigos de lo que pasó en la ceremonia de inauguración, en la cual estuvieron algunas autoridades de Guanajuato acompañando a la directora del GIFF, Sarah Hoch.


Durante la ceremonia se habló de todo lo que el festival ofrece en su edición número 17 y se confirmó lo que muchos ya sabemos desde hace tiempo: que se trata de uno de los festivales de cine más importantes de nuestro país.

La ceremonia de inauguración transcurrió de lo más normal hasta que se presentó un video sorpresa en el que en lugar de hablar de alguno de los invitados de este año, se habló de un talentoso director que no acudió a la cita debido a cinco razones: no viaja en avión, no viaja en barco, no se sube a trenes, no le gustan los túneles e hizo un voto de silencio.

El sujeto peculiar del que trataba el video mencionado era nada más y nada menos que Lars Von Trier, quien de repente apareció en la pantalla gigante del Auditorio del Estado, lucienddo una playera del GIFF y ondeando una pequeña bandera de México.

Aunque fue breve, la inesperada participación del cineasta de origen danés fue más que suficiente para causar los gritos de emoción de un público que estuvo atento a todo lo que pasó en el video, ya que se notaba que éste había sido realizado por el propio Von Trier.


Ya más tarde, el Teatro Juárez fue la sede de la alfombra roja y premier de A Most Wanted Man, la nueva cinta dirigida por el homenajeado de la noche: Anton Corbijn.

El realizador que comenzó como fotógrafo y luego se convirtió en director de algunos de nuestros videos favoritos, recibió la Cruz de Plata de manos de Sarah Hoch en medio de una ceremonia que fue conducida por la actriz Cecilia Suárez.

Anton Corbijn agradeció por el homenaje internacional y contó cómo ha sido hasta ahora su paso por la fotografía y el cine. El director holandés preesentó A Most Wanted Man y causó la ovación general cuando dijo que el fallecido Philip Seymour Hoffman, protagonista del filme, era un gran actor.

Luego de la intervención de Corbijn, por fin se pudo ver por primera vez en México su largometraje más reciente, en el cual se muestra lo mundanos que pueden llegar a ser los gobiernos y cómo es que violan los derechos civiles de los ciudadanos con la excusa de que buscan que haya paz en el mundo.


A Most Wanted Man es un thriller político y de espías en el que se muestra lo que pasa cuando un ilegal mitad ruso y mitad checheno llega a Hamburgo con el objetivo de cobrar una herencia millonaria que le fue dejada por su padre.

El recién llegado de inmediato llama la atención de un equipo especial del que pocos conocen su existencia y que se dedica a espiar y detener a posibles terroristas en Alemania.

A lo largo de la cinta vemos como se va tejiendo una ingeniosa red de engaños en la que nada es lo que parece en realidad y en la que es muy difícil saber a ciencia cierta quienes son los buenos y quienes son los malos.

Entre traiciones y engaños, la unidad especial hace todo lo que puede para obtener la millonaria herencia antes mencionada, ya que con ella podría llegar a un objetivo más importante que a su vez lo llevaría a otro aún más grande.


Corbijn nos regala su visión desalentadora y realista del terror que muchos gobiernos alrededor del mundo sienten después del trágico 9/11, al igual que de lo que están dispuestos a hacer con tal de evitar un posible ataque terrorista.

La película es muy buena y cuenta con un final totalmente inesperado que nos dejó boquiabiertos a casi todos los que estábamos ahí. Sin duda se trata de una de las cintas que más ruido harán durante este año.

Finalmente, vale mucho la pena hablar de la excelente actuación de Philip Seymour Hoffman, la cual probablemente se colará entre las mejores de su notable carrera.

El actor interpreta al personaje principal de una forma honesta y genial, dotándolo de muchos sentimientos buenos y malos que le dan una personalidad única y muy atinada para el tono de la historia que se relata.

El primer día en Guanajuato fue muy bueno y nosotros estamos listos para los que faltan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada