jueves, 21 de agosto de 2014

¿BULLYING AL BULLY?

21 de Agosto 2014
Ya que las autoridades educativas poco pudieron hacer –si es que lo intentaron- para contener a un menor que se la pasaba “bulleando” a sus compañeros, padres de familia de la primaria José María Mata, localizada en la Delegación Benito Juárez, decidieron tomar medidas de presión, con el fin de que sus hijos dejarán de ser sometidos por su compañero.


Para muchos puede parecer muy gandalla que tantos adultos se unieran contra un menor, pero al parecer el alumno de quinto grado un “maestro” en todas las artes del bullying: amenazaba, golpeaba, quitaba dinero e incluso manoseaba a sus compañeras… bueno, según señala la directora del plantel, Blanca Díaz, hasta a un profesor se cuenta entre las más de 23 víctimas del “bulleador”: en una ocasión le hizo calzón chino le arrojó una piedra, escupió y pateó.


La situación no era reciente: el alumno ya tenía varias quejas en su contra y ya que las autoridades escolares decidieron reincorporarlo a la primaria, los padres tomaron el asunto en sus manos e impidieron el acceso del niño a las instalaciones de la escuela… ya de paso también bloquearon la calle Amores, en su cruce con Obrero Mundial y Morena, esto con el fin de que se hiciera presente algún representante de la SEP, para ver si él podía dar solución al problema.

Según los reclamos y pancartas que colocaron a las afueras de la primaria, se denunciaba que el menor excedía los límites: en una ocasión intentó meter la cabeza de uno de sus compañeros a un retrete, amenazaba con matar, intentó ahorcar a otro alumno y a varias niñas les levantó la falda para manosearlas… además –reclamaron- nadie responsabilizaba de la conducta de hijo, ni siquiera su madre, quien ayer tuvo algunos enfrentamientos verbales con los inconformes, señalando que el niño ya recibía atención para resolver su problema de conducta.

La situación en definitiva no fue sencilla. Aunque la mamá del niño agresor intentó evitar que su hijo viera el rechazo que despertó en tanta gente, en el asunto tuvo que intervenir la policía local: “Logramos subir a la madre y al menor para protegerlos”. Los padres proponían que el niño recibiera “tratamiento especial y que la mamá tome conciencia del daño que tiene su hijo”, pero al final el problema se resolvió reasignando al menor en otro plantel… a lo mejor lo violento con el tiempo se le quita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada