miércoles, 13 de agosto de 2014

DROGAS Y PETRÓLEO

13 de Agosto 2014
Además de traficar drogas como cocaína, mariguana y metanfetaminas, los cárteles en México han diversificado sus negocios a otras áreas lucrativas como la extorsión y el tráfico de migrantes. Pero en los últimos años, han encontrado un nuevo negocio, más fácil, menos peligroso y que potencialmente puede dejarles aún más dinero: el robo de hidrocarburos.


En México, el crimen organizado le roba a Pemex cerca de diez mil barriles de petróleo todos los días, a través de tomas clandestinas, las cuales a menudo provocan accidentes fatales. Pemex calcula que las pérdidas por el petróleo robado ascienden a más de 65 mil millones de pesos. Este petróleo se vende en el mercado negro a industrias, gasolineras, particulares e incluso a empresas estadunidenses. Mientras la policía y el ejército luchan contra los narcos y los cárteles luchan entre sí, el número de víctimas por secuestros, explosiones o en enfrentamientos por proteger los ductos aumentan.

En esta coproducción de VICE México y VICE Nueva York, Suroosh Alvi viaja a Tamaulipas y otros lugares del país para conocer de primera mano las consecuencias del robo de petróleo, entender cómo operan los Zetas y el Cártel del Golfo en esa zona, y analizar el costo humano de esta actividad ilícita.

Acompañamos al ejército mexicano y a empleados de Pemex mientras reparan tomas clandestinas en las afueras de la ciudad de Reynosa. Viajamos junto con empleados de Pemex y elementos del ejército mexicano a la Cuenca de Burgos, la reservas más importantes de gas en México, y entrevistamos a un soldado de los Zetas involucrado en el negocio de hidrocarburos para entender desde dentro cómo funciona este negocio ilícito. Finalmente visitamos Texmelucan, una ciudad devastada por una explosión provocada por una toma clandestina de petróleo.

Para activar los subtítulos en español da click en el ícono CC del navegador.

Ésta es una producción entre VICE México y VICE EU para VICE News.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada